Club de Bilderberg

El Club de Bilderberg

El Club Bilderberg es una conferencia que se celebra anualmente en distintas localizaciones y que re√ļne a personas influyentes de todo el mundo en los √°mbitos econ√≥mico, pol√≠tico y medi√°tico. La naturaleza reservada del club, junto con el alto nivel de sus asistentes, han generado a su alrededor un aura de misticismo y teor√≠as de la conspiraci√≥n desde hace a√Īos.

El origen del club se remonta a los a√Īos cincuenta. Tras la Segunda Guerra Mundial y el lanzamiento del Plan Marshall, comenz√≥ a crecer en Europa un rechazo a Estados Unidos, una visi√≥n que preocupaba a la √©lite europea en un contexto de Guerra Fr√≠a. As√≠, personalidades como el polaco J√≥zef Hieronim Retinger ‚ÄĒpol√≠tico y activista exiliado en el Reino Unido‚ÄĒ promovieron una conferencia con participantes europeos y estadounidenses. La intenci√≥n era fomentar el atlantismo y la unidad entre Europa occidental y Norteam√©rica, y debatir sobre la cooperaci√≥n econ√≥mica y pol√≠tica en el marco del libre mercado y el modelo de sociedad occidental.

bilderber

La primera conferencia se celebr√≥ en 1954 en el hotel Bilderberg, en Pa√≠ses Bajos, del que el club recibe su nombre. A ella acudieron varias decenas de delegados de varios pa√≠ses europeos y Estados Unidos, al menos uno liberal y otro conservador de cada pa√≠s para fomentar el debate entre posiciones ideol√≥gicas opuestas. El √©xito de la reuni√≥n fue tal que termin√≥ por constituirse como instituci√≥n permanente, con un comit√© de direcci√≥n encargado de organizar la reuni√≥n anual y con Retinger como secretario. Este comit√© directivo ha estado encabezado por personas como Bernardo de Lippe-Biesterfeld, pr√≠ncipe consorte de los Pa√≠ses Bajos, Peter Carington, secretario general de la OTAN entre 1984 y 1988, o √Čtienne Davignon, vicepresidente de la Comisi√≥n Europea de 1981 a 1985. El presidente actual es el economista belga Victor Halberstadt. El Club Bilderberg se financia con aportaciones de capital privado que sirven para mantener los cargos permanentes de la instituci√≥n, mientras que las reuniones son cubiertas por los miembros del comit√© de direcci√≥n del pa√≠s en el que se celebra cada a√Īo.

Desde la primera reuni√≥n, se han celebrado cumbres anuales del Club Bildelberg alrededor del mundo, reuniendo a personalidades muy diversas. Algunos de los invitados han sido Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump; Margaret Thatcher, antes de su etapa como primera ministra brit√°nica; Juan Luis Cebri√°n, expresidente ejecutivo del grupo de comunicaci√≥n espa√Īol PRISA; o Peter Sutherland, antiguo presidente de Goldman Sachs y British Petroleum. Los participantes ‚ÄĒen su mayor√≠a europeos y norteamericanos‚ÄĒ var√≠an anualmente, aunque los hay que han asistido a m√°s de una cita. Las cumbres suelen durar varios d√≠as y en ellas se debaten distintos asuntos de inter√©s global.

Uno de los aspectos m√°s controvertidos de este club es su secretismo. Los entre 120 o 150 asistentes que acuden cada a√Īo se re√ļnen bajo la regla Chatham House, por la que se les permite divulgar lo que se ha discutido pero sin citar a personas concretas, con lo que se busca proteger las opiniones de todos los participantes y generar un clima de debate c√≥modo. Adem√°s, no se permite el acceso a la prensa, lo que a√Īade a√ļn m√°s misterio a las cumbres. Debido a su secretismo y exclusividad, han surgido diversas teor√≠as de la conspiraci√≥n alrededor del Club Bilderberg, incluidas las que afirman que es el lugar en el que se decide el destino del mundo hasta las que lo asocian con el intento de establecer una gobernanza global que acabe con la soberan√≠a de los Estados.

M√°s all√° de las teor√≠as conspirativas, el Club Bilderberg sienta a la mesa a individuos con gran poder a nivel internacional. Hay quien ve este club con dudas y preocupaci√≥n, dado el secretismo que lo envuelve. Otros, por el contrario, ven esta organizaci√≥n como un foro √ļtil en el que personas de alto nivel tienen la posibilidad de debatir sobre el mundo sin presi√≥n medi√°tica.

La Agenda 2030

agenda2030

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible son dos conceptos cada vez m√°s recurrentes. ¬ŅEn qu√© consisten exactamente?

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es una hoja de ruta para el desarrollo firmada por los Estados miembros de la ONU en 2015. Involucra a toda la comunidad internacional, incluyendo a la propia Organizaci√≥n de las Naciones Unidas y sus agencias, as√≠ como otras entidades p√ļblicas y privadas como empresas, universidades o Gobiernos municipales y regionales.

¬ŅQuieres recibir contenidos como este en tu correo?

La Agenda 2030 es la sucesora de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), firmados en 2000 tambi√©n en el marco de la ONU y centrados en combatir la pobreza en los pa√≠ses en v√≠as de desarrollo. Sin embargo, los ODM ten√≠an una vigencia de quince a√Īos, por lo que se hizo necesaria una actualizaci√≥n de cara a 2015. Esta nueva agenda, la Agenda 2030, se negoci√≥ entre pa√≠ses pero tambi√©n incluy√≥ consultas a actores sociales, acad√©micos y ciudadanos an√≥nimos. Adem√°s, ampli√≥ los horizontes de los antiguos ODM: combin√≥ su enfoque en erradicar la pobreza con la preocupaci√≥n por el medioambiente, y se dise√Ī√≥ como una agenda universal, y no solo para pa√≠ses en desarrollo, bajo el lema ‚Äúno dejar a nadie atr√°s‚ÄĚ.

La nueva hoja de ruta se estructur√≥ en diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) desgranados en un total de 169 metas concretas y cuantificados a trav√©s de 232 indicadores. As√≠, por ejemplo, dentro del ODS1, ‚ÄúFin de la pobreza‚ÄĚ, la primera meta es erradicar la pobreza extrema, cuantificada en la proporci√≥n de poblaci√≥n mundial que vive por debajo del umbral de pobreza desglosada por sexo, edad, situaci√≥n laboral y ubicaci√≥n geogr√°fica. Por √ļltimo, la Agenda 2030 tambi√©n incluye entre sus objetivos impulsar la cooperaci√≥n internacional para lograr el resto de metas. Adem√°s, el secretario general de la ONU impuls√≥ en 2019 una ambiciosa reforma de la organizaci√≥n para adecuarla a los retos de la Agenda 2030, priorizando apoyar a los pa√≠ses en desarrollo para lograr los ODS.
Los diecisiete ODS abordan una mayor variedad de √°reas que los antiguos ODM. Fuente: Naciones Unidas

La implementaci√≥n de las medidas se comprueba con los ex√°menes nacionales voluntarios, autoevaluaciones que cada pa√≠s elige si quiere hacer y cu√°ndo. La gran mayor√≠a ya lo han hecho: 171 entre 2016 y 2020, algunos de ellos en dos o hasta tres ocasiones. Entre los pocos que todav√≠a no han realizado estas evaluaciones est√°n Estados Unidos, Ir√°n, Corea del Norte o Bolivia, aunque estos dos √ļltimos se han comprometido a hacerlo en 2021. Los ex√°menes nacionales voluntarios se presentan anualmente ante el Foro Pol√≠tico de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible, el √≥rgano encargado de monitorizar el progreso de la Agenda 2030.

La redacci√≥n de la Agenda fue complicada: mientras los pa√≠ses en desarrollo demandaban medidas orientadas al desarrollo socioecon√≥mico, los m√°s desarrollados pon√≠an el √©nfasis en la sostenibilidad y la lucha contra el cambio clim√°tico. El ODS7, centrado en la energ√≠a, protagoniz√≥ una de esas disputas: los pa√≠ses desarrollados reclamaban el fin de los subsidios a energ√≠as contaminantes, pero los pa√≠ses pobres entend√≠an que eliminar esos subsidios dificultaba acabar con la pobreza. Otro de los asuntos pol√©micos fueron los derechos sexuales y reproductivos, que pa√≠ses como Arabia Saud√≠ o Nigeria ve√≠an con recelo. Finalmente, despu√©s de intensas negociaciones durante dos a√Īos, se logr√≥ un acuerdo hist√≥rico que inclu√≠a a todos los pa√≠ses.

Con todo, la Agenda 2030 no ha estado libre de cr√≠ticas. Se ha apuntado a que su redacci√≥n no fue tan participativa o que en esta influyeron mucho m√°s las empresas que la sociedad civil. Adem√°s, las medidas no se est√°n implantando a la velocidad prevista y su puesta en marcha ha dado lugar a algunas incoherencias. Ante este panorama, el secretario general de la ONU apel√≥ en septiembre de 2019 al esfuerzo de todos los pa√≠ses en una ‚Äúd√©cada de acci√≥n‚ÄĚ para lograr los ODS en el plazo acordado. Con diez a√Īos todav√≠a por delante, es mucho lo que la Agenda 2030 tiene que lograr.

La Teoría de la Conspiración

denverairoport

La teor√≠a de la conspiraci√≥n del plan Kalergi se basa en la creencia de que existe un complot internacional orquestado por las √©lites pol√≠ticas y econ√≥micas para importar millones de trabajadores de Asia y √Āfrica y mezclarlos con las ‚Äúrazas europeas‚ÄĚ. Estos ‚Äúpoderes ocultos‚ÄĚ ‚ÄĒseg√ļn los defensores de esta teor√≠a‚ÄĒ pretenden crear un ser humano m√°s d√©bil y f√°cil de controlar, fomentar la mano de obra barata y, por √ļltimo, acabar con la llamada raza europea. Esta teor√≠a ‚ÄĒsin ning√ļn tipo de base cient√≠fica‚ÄĒ se ha convertido en una fuente de reafirmaci√≥n para los discursos m√°s extremos y conspirativos de las corrientes de extrema derecha que han resurgido en la pol√≠tica de muchos pa√≠ses.

La persona que da nombre a este plan es Richard Nikolaus Graf von Coudenhove-Kalergi, pol√≠tico y diplom√°tico austriaco que vivi√≥ durante el siglo XX. Conocido por su defensa del paneurope√≠smo, en 1923 public√≥ un manifiesto llamado Paneuropa en el que expon√≠a su tesis sobre la necesidad de la unidad pol√≠tica europea. Despu√©s de la Segunda Guerra Mundial, Kalergi tom√≥ parte en la creaci√≥n de los pilares de las instituciones que hoy forman la Uni√≥n Europea, y fue, de hecho, la primera persona en recibir en 1950 el Premio Carlomagno, una condecoraci√≥n reservada a personas e instituciones relevantes en el √°mbito europeo. Pero, ¬Ņc√≥mo lleg√≥ este diplom√°tico a dar nombre a una teor√≠a de la conspiraci√≥n cada vez m√°s extendida entre la extrema derecha?

Todo empez√≥ cuando en 2005 un conocido negacionista austr√≠aco llamado Gerd Honsik public√≥ el libro ¬†Adi√≥s Europa. El plan Kalergi, un racismo legal. Honsik, catalogado en ocasiones como uno de los principales ide√≥logos del neonazismo europeo ‚ÄĒautodefinido como liberaldem√≥crata‚ÄĒ ¬†extrajo en su libro fragmentos de los textos de Kalergi para justificar un complot judeomas√≥nico contra la ‚Äúraza europea‚ÄĚ. Algunas de las frases que se pueden encontrar en el libro de Honsik dicen cosas como ‚Äúlos jud√≠os quieren eliminar la democracia del pueblo, o sea, el gobierno del pueblo, y despu√©s al pueblo mismo mediante el cruzamiento √©tnico, la raza blanca debe ser sustituida por una raza mestiza inferior c√≥modamente dominable‚ÄĚ. Seg√ļn la teor√≠a de Honsik acerca del plan Kalergi, una √©lite jud√≠a pretende dominar el continente europeo y el mundo fomentando el mestizaje para crear una raza sumisa que se pueda controlar. Esto pasa por la ‚Äúimportaci√≥n de inmigrantes‚ÄĚ para fomentar un mestizaje maquillado de multiculturalismo, o, en palabras de Honsik: ‚Äúlo cierto es que no es Europa la que necesita acoger 650 millones de inmigrantes en los pr√≥ximos 50 a√Īos, sino que es el plan Kalergi el que precisa de millones de inmigrantes para destruirla‚ÄĚ.

La teor√≠a cay√≥ en el olvido desde pr√°cticamente el momento en que se public√≥ el libro de Honsik. Su autor fue condenado en Austria y encarcelado por negacionismo en 2009, y muri√≥ en 2018 en Hungr√≠a, donde resid√≠a desde que saliera de prisi√≥n en 2011. Sin embargo, desde 2015 las b√ļsquedas del t√©rmino ‚Äúplan Kalergi‚ÄĚ en Google se han disparado. La teor√≠a de Honsik ha resucitado de la mano del auge de partidos de extrema derecha en Europa y sus discursos antiinmigraci√≥n, tomando fuerza especialmente en los c√≠rculos m√°s conspirativos.

El Nuevo Orden Mundial

nwo

Un esclarecedor estudio que, a pesar de los tiempos, sigue vigente, es indudable que el t√©rmino¬†“Nuevo Orden Mundial”¬†est√° en decadencia por diversos factores. No obstante, la esencia de esta ponencia redactada en 2010 se mantiene intacta por otros medios. Usted debe comprender que no siempre los planes trazados por las √©lites globalistas tienen √©xito, recurri√©ndose a un plan “B” que tampoco es √ļnico (existe la previsi√≥n de tener diversos planes estrat√©gicos dise√Īados a largo plazo y para diferentes escenarios). Las √©lites no se conforman con ostentar el poder terrenal en el presente, siempre mirar√°n al futuro y preparan nuevas generaciones para perseverar la continuidad de ese esquema.

El t√©rmino “Nuevo Orden Mundial”¬†curiosamente fue adoptado por la Alemania Nazi (el “Nuevo Orden” hitleriano) y posteriormente en la posguerra por el c√≠rculo industrial financiero que decidi√≥ que la era de los pol√≠ticos hab√≠a terminado y que en adelante ser√≠an ellos quienes conducir√≠an las riendas de la humanidad… (con el consentimiento de qui√©n? … de nadie) solo basados en la vieja m√°xima que el poder lo ejercen los m√°s fuertes, en la actualidad debe entenderse como la fuerza pol√≠tico, econ√≥mico y militar heredera de las viejas tradiciones imperiales, mejor conocida como¬†“globalizaci√≥n”.

En 1996, Noam Chomsky presentaba su libro¬†“El Nuevo Orden Mundial (Y El Viejo)”, se plantea que, supuestamente, tras la ca√≠da del muro de Berlin se terminaba una era e iniciaba otra. El denominado “Nuevo Orden Mundial”, dice Chomsky, es como el viejo, pero con otro disfraz. Las reglas b√°sicas siguen perdurando:¬†los d√©biles est√°n sometidos a la fuerza de la ley, mientras los poderosos se sirven de la ley de la fuerza.

No entrar√© en m√°s detalles, con la respectiva aclaraci√≥n del traspi√© de algunos proyectos glabalistas¬†que ser√°n reemplazados por otros, demos lectura a la siguiente ponencia que ha estado a pasos de cristalizarse en todo el mundo, el lector recordar√° entonces que algunos de estos intentos de “hermanar” a los estados han fracasado por la acci√≥n decidida de quienes defienden el verdadero derecho natural y la vigencia del estado – naci√≥n.

***
por Pierre Hillard

Red Voltaire

7 agosto 2010

Presentamos¬†la historia de una corriente ideol√≥gica y de las poderosas personas que est√°n detr√°s de todo esto. Estas buscan el surgimiento de bloques regionales tipo Uni√≥n Europea o UNASUR para orientarlos, poco a poco, hacia una forma de Gobierno Mundial. Su objetivo no es impedir las guerras sino extender su poder√≠o financiero y comercial en el mundo entero. Su pensamiento reivindica el proyecto de un ¬ęNuevo Orden Mundial¬Ľ que debe edificarse sobre las ruinas de los Estados-Naciones. Hoy m√°s que nunca resulta indispensable estudiar este proyecto de globalizaci√≥n pol√≠tico a fin de impedir que el ideal de Unidad Humana se transforme en una pesadilla totalitaria.

Reunidos en Londres, el 2 de abril de 2009, alrededor de la reina inglesa Elizabeth II para la foto, los presidentes y otros jefes de Estado de los veinte países más poderosos del mundo, G-20, quienes tienen previsto discutir en vista de crear un directorio económico mundial.

Con la ratificaci√≥n del¬†Tratado de Lisboa¬†por los 27 pa√≠ses europeos el 19 de noviembre 2009 y la elecci√≥n de Herman van Rompuy a la presidencia del Consejo Europeo, as√≠ como la decisi√≥n de elegir a¬†Catherine Ashton como Alta Representante de la Uni√≥n Europea para las Relaciones Exteriores y la Pol√≠tica de Seguridad,¬†la Uni√≥n Europea (UE) marc√≥ un giro decisivo en sus ambiciones mundialistas. De esta manera el bloque comunitario de Estados europeos, es decir la Uni√≥n Europea, se va dotando, poco a poco, de un nuevo rostro pol√≠tico y d√°ndose un ¬ęn√ļmero telef√≥nico¬Ľ para retomar la expresi√≥n de Henry Kissinger.

Es verdad, hay nuevos arreglos ‚ÄĒas√≠ como ciertos perfeccionamientos‚ÄĒ indispensables af√≠n de asentar definitivamente esta uni√≥n regional. En efecto,¬†las rivalidades contin√ļan y perduran¬†entre el presidente del Consejo Europeo, el presidente de la Comisi√≥n Europea y la presidencia de turno de seis meses que va girando de un pa√≠s miembro a otro pa√≠s miembro. Esta situaci√≥n molesta e irrita a la administraci√≥n Obama.¬†[1]. Sin embargo, dotando a la¬†UE de una personalidad jur√≠dica y de una completa primac√≠a del derecho europeo sobre el derecho nacional¬†(es decir el derecho nacional de un pa√≠s miembro pasa a segundo plano, por eso Suiza y otros Estados europeos no son miembros (…) la UE se ha convertido un poder supranacional), la Uni√≥n Europea puede pretender de esta manera (¬Ņa ser un modelo de √©xito?) y convertirse en un actor en la escena internacional.

Sería falso afirmar que esta nueva vocación de la UE se hará en una completa independencia con relación al resto del mundo. De hecho, las elites europeístas apoyadas por la oligarquía financiera [mundial] avanzan unidas y en comunión de espíritu y alma con las otras uniones regionales en curso y en formación en el planeta.

En efecto, la Uni√≥n Europea es un componente de m√°s en el vasto programa y dise√Īo que conduce poco a poco a la Humanidad al surgimiento de bloques continentales [o regionales] dotados cada uno de una moneda, de una ciudadan√≠a, de un parlamento √ļnico, etc. (…), y este conjunto de bloques est√° llamado a constituir un gobierno ‚ÄĒo regencia‚ÄĒ mundial. Nosotros podemos revelar o citar las siguientes uniones regionales en curso de formaci√≥n o ya concretizadas:

–¬†La Comunidad Econ√≥mica Euroasi√°tica¬†(CEEA o (CEEA o Eurasec por Eurasian Economic Community)¬†[2]: creada en octubre de 2000 y reuniendo varios pa√≠ses del antiguo bloque sovi√©tico (Rusia, Kazajst√°n, Bielorrusia, …), persigue el objetivo de crear una uni√≥n aduanera¬†[3]¬†a partir de 2010 con la idea de tener una moneda com√ļn interactuando en este conjunto territorial, moneda que podr√≠a ser llamada ¬ęevraz¬Ľ¬†[4]¬†o ¬ęeuras¬Ľ o tal vez ¬ęeurasia¬Ľ (el nombre exacto de esta moneda todav√≠a no ha sido decidido e incluso puede cambiar por otro nombre no previsto a√ļn.)¬†[5].

–¬†La Uni√≥n de Naciones Suramericanas (UNASUR)¬†[6]¬†uni√≥n creada en mayo 2008, este bloque prev√© pasar de una l√≥gica sub-regional a una identidad regional mediante la fusi√≥n en una sola organizaci√≥n, es decir uniendo el Mercosur y el Pacto Andino, reuniendo a todos los Estados del continente sudamericano (a excepci√≥n de la Guyana francesa, de las islas brit√°nicas Sandwich y Malvinas). El ideal buscado es la de lograr un parlamento y moneda √ļnica¬†[7]¬†y una ciudadan√≠a [o nacionalidad] com√ļn. El UNASUR mantiene lazos privilegiados con su modelo europeo en el marco de una asamblea parlamentaria Euro-Latinoamericana llamada EUROLAT¬†[8].

–¬†El Sistema de Integraci√≥n Centroamericano (SICA)¬†[9]¬†creado en diciembre de 1991, este grupo de pa√≠ses centroamericanos persigue los mismos objetivos de los citados anteriormente [es decir para Sudam√©rica], particularmente busca la creaci√≥n de una moneda √ļnica y com√ļn a este bloque sobre todo despu√©s de la cumbre realizada en San Pedro de Sula (Honduras) en diciembre de 2008.

– El lanzamiento de la¬†Organizaci√≥n de la Unidad Africana¬†(OUA)¬†[10]¬†en 1963 permiti√≥ pasar a una situaci√≥n m√°s √°gil y din√°mica, y a partir de los a√Īos 1999-2000, con la creaci√≥n de la¬†Uni√≥n Africana¬†(la UA en la ciudad de Durban, √Āfrica del Sur en julio de 2002) y de la¬†¬ęNueva Asociaci√≥n para el Desarrollo del √Āfrica¬Ľ¬†(NEPAD)¬†[11]. Los objetivos buscados (comisi√≥n regional, parlamento panafricano, corte africana de derechos humanos, etc.) est√° calcada sobre el modelo europeo.¬†[12].

–¬†El Consejo de Cooperaci√≥n del Golfo (Golf Cooperation Council, GCC)¬†[13]¬†creado en 1981, tiene como objetivo la de lograr una uni√≥n m√°s solida y estrecha entre los pa√≠ses del Golfo (Bahr√©in, Kuwait, Om√°n, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos √Ārabes Unidos). Busca tambi√©n conseguir una moneda com√ļn que se prev√© haga su aparici√≥n para los a√Īos 2010-2011. El nombre que recibir√° esta moneda ‚ÄĒseg√ļn lo han afirmado algunas personalidades ‚ÄĒes el ¬ęKhaleeji¬Ľ. Sin embargo, a pesar que la idea de dotarse de una moneda com√ļn ha sido validada, su nombre no ha sido confirmado oficialmente por el momento.¬†[14].

– Una¬†Uni√≥n Asi√°tica¬†tambi√©n va cuajando poco a poco bajo la conducci√≥n de tres actores principales: Jap√≥n (CEAT, Council on East Asian Community), China (NEAT, the Network of East Asian Think Tank) y Corea del Sur (EAF, the East Asia Forum). Desde el 1 de enero de 2010, China y el¬†ASEAN¬†(siglas en ingl√©s para designar la¬†¬ęAsociaci√≥n de Naciones del Sudeste Asi√°tico)¬†crearon el espacio geogr√°fico m√°s grande de librecambismo en el mundo, al cual se han asociado Corea, Jap√≥n, Australia y Nueva Zelandia. Ella debe permitir ¬ęacelerar este proceso de regionalizaci√≥n¬Ľ como lo dice con gran gusto el se√Īor Xu Ningning, Secretario General del Consejo Econ√≥mico China-ASEAN¬†[15].

–¬†¬†Prosperity Partnership Of North America. Una idea de una uni√≥n Norte-Americana fue lanzada en marzo del 2005 en Texas (Waco) entre los presidentes de Estados Unidos, Canad√° y M√©xico en el marco del PSP (Prosperity Partnership Of North America), es decir,¬†Asociaci√≥n para la Prosperidad y Seguridad de Norteam√©rica¬†[16]. El objetivo buscado era alcanzar te√≥ricamente en el transcurso del a√Īo 2010, la instauraci√≥n de un per√≠metro pol√≠tico, econ√≥mico y militar unificado entre los tres Estados¬†[17].

Una nueva unidad monetaria llamada¬†¬ęamero¬Ľ¬†o ¬ęd√≥lar norte-americano¬Ľ (la designaci√≥n de esta nueva moneda todav√≠a no ha sido confirmada) y deber√° remplazar el d√≥lar estadounidense y canadiense as√≠ como al peso mexicano¬†[18]. Esta mutaci√≥n pasa por el desplome del d√≥lar estadounidense actual y tendr√° entonces una repercusi√≥n en todo el sistema financiero y monetario mundial. Esta crisis sistem√°tica global (pol√≠tica, financiera, monetaria y geopol√≠tica) debe agravarse en la primera mitad del a√Īo 2010 para que pueda favorecer la llegada e implantaci√≥n de este Nuevo Orden Mundial, tan deseado por los amos y otros poderosos se√Īores olig√°rquicos del sistema.

Finalmente, estaba previsto te√≥ricamente para el 2015 la instauraci√≥n de un¬†bloque Euro-Atl√°ntico¬†unificado pol√≠tica, econ√≥mica¬†y militarmente¬†[19]. En ese sentido podemos se√Īalar que el¬†Parlamento Europeo¬†ha adoptado una resoluci√≥n el 26 de marzo de 2009, tratando la ¬ęsituaci√≥n de las relaciones transatl√°nticas, esto ocurri√≥ despu√©s de haber finalizado las √ļltimas elecciones presidenciales en los Estados Unidos (con la victoria de Barack Obama)¬Ľ. Esta resoluci√≥n tiene el m√©rito y la fuerza de recordar todos los acuerdos pol√≠ticos, econ√≥micos y militares concluidos por ambas partes situadas en cada extremo del oc√©ano Atl√°ntico, es decir, por un lado los EEUU y por otro lado Europa (mejor dicho la Uni√≥n Europea)¬†[20].

Para que esta lista de datos que menciono pueda estar completa tengo que evocar un acontecimiento, un hecho muy importante que ocurri√≥ durante la¬†Cumbre de jefes de gobierno¬†en la ciudad de Aquila en Italia (8-10 de julio de¬†2009), cumbre donde los presidentes hablaron de diversos temas muy importantes (crisis econ√≥mica, clima, etc.) y que la mayor parte de la prensa comercial ha silenciado deliberadamente, ha omitido nformar a la opini√≥n p√ļblica mundial.

Durante una entrevista con los periodistas,¬†el presidente ruso Medvedev present√≥ y mostr√≥ un prototipo de moneda mundial, era una pieza de moneda fabricada en B√©lgica y en la cual estaba grabada una frase en ingl√©s que dec√≠a:¬†¬ęUnidad en la Diversidad¬Ľ¬†[21].¬†Esta presentaci√≥n del presidente ruso constituye una prueba que un cambio mayor est√° en curso de gestaci√≥n en los c√≠rculos secretos del poder. Por la primera vez, un presidente presentaba un ejemplar de una moneda capaz de poder ser la referencia monetaria √ļnica de toda la humanidad¬†[22].
El presidente ruso Medvedev presentando un prototipo de moneda mundial durante la cumbre del grupo G-8 en Italia
El gesto del presidente ruso vienen a sustentar las palabras de Herman van Rompuy, quien durante su discurso de agradecimiento, luego de ser nombrado Presidente del Consejo de la Uni√≥n Europea, no dudo un solo momento en decir una frase llena de insinuaciones:¬†¬ę2009 es tambi√©n el primer a√Īo de una gobernaci√≥n mundial con la instauraci√≥n del G-20 en plena crisis financiera¬Ľ¬†[23].

Esta afirmaci√≥n, ‚ÄĒviniendo de la parte de un partidario de la gobernaci√≥n mundial‚ÄĒ debe llevarnos a reflexionar y a formularnos la siguiente pregunta: ¬ŅC√≥mo hemos llegado a esta situaci√≥n? En efecto, la descripci√≥n de estas diversas uniones regionales, algunas en formaci√≥n, otras ya concretizadas, en el marco de una autoridad √ļnica ‚ÄĒcon la implosi√≥n interna del Estado (gobierno) que la componen¬†[24]‚ÄĒ no es el fruto de una casualidad. Esta mutaci√≥n resulta de un largo trabajo, de una labor y de mucho empe√Īo por parte de las oligarqu√≠as financieras¬†[25]¬†y grupos elitistas pol√≠ticos que han trabajado largo y tendido por el intermedio de think-tanks y otras fundaciones, para llegar al punto donde hemos llegado.
(Nota de la redacci√≥n:¬†un¬†think-tank¬†resulta ser frecuentemente centros propagadores de ideas provenientes de un lobby, que bajo la cobertura de ¬ęinstituto de investigaci√≥n¬Ľ trabajan ideol√≥gicamente para convencer a las poblaciones civiles de la veracidad e importancia de los prop√≥sitos que¬†conducen. A pesar de contar con especialistas, profesionales u otros intelectuales, el objetivo de un think-tank es de convencer a la gente de lo que ellos realmente tienen inter√©s, y es ah√≠ que se encuentra la manipulaci√≥n).

La Oligarquía anglo Рsajona y sus príncipes

El p√ļblico franc√©s es desgraciadamente ignorante y no conoce qui√©nes son los verdaderos actores [amos] de la pol√≠tica mundial¬†(el autor siendo franc√©s se dirige al p√ļblico de su pa√≠s, nota de la redacci√≥n).¬†Estos actores de la pol√≠tica mundial no muestran sus rostros, prefieren el anonimato o generalmente se mueven entre los bastidores, ejerciendo sus talentos fuera de las pantallas de televisi√≥n, fuera de formaciones o partidos pol√≠ticos, pero imponen sus decisiones e intereses.

Para poder comprender mejor la desastrosa situación en la que se encuentran los defensores de la causa nacional (del Estado-Nación en cada país) a comienzos del siglo XXI, basta con recordar los principales rasgos y el papel eminentemente importante que ha jugado y juega la poderosa elite financiera y aristocrática anglo-sajona. Esta siempre ha constituido un Estado dentro del Estado.

Podemos situar en el tiempo el momento en que¬†estas elites (barones, pr√≠ncipes y otros nobles) se aprovecharon para tomar influencia y poder. Esto ocurri√≥ durante la instauraci√≥n de la ¬ęGran Carta¬Ľ el 15 de junio de 1215.¬†Despu√©s de la derrota del rey Juan I de Inglaterra, m√°s conocido como Juan sin Tierra, el 27 de julio de 1214, en la batalla de Bouvines, frente al rey Felipe II de Francia, llamado tambi√©n Augusto.

En esas circunstancias, los barones ingleses se aprovecharon para reivindicar privilegios políticos y financieros. En adelante, la monarquía británica, la Corona inglesa estará obligada de componer y colaborar con una casta social que emplea la fuerza, el poder financiero y ambiciones comerciales. Es desde esa época que nació una elite ávida, reivindicativa y orgullosa. Es ella misma la que ha originado la existencia de estos grupos de presión, más conocidos como lobbies (cabildeos) y que por diversas vías, es decir por la finanzas, el espionaje o control de los medios de comunicación, ejercen enormes presiones sobre el poder político.

Este √ļltimo, es decir¬†el poder pol√≠tico¬†[los pol√≠ticos m√°s precisamente],¬†es dependiente del apoyo y sobre todo del dinero contante y sonante para poder mantenerse en el poder ‚Äďpor eso est√° obligado de tener en cuenta los intereses y consejos emanando de esta casta.
Los think-tanks, fundaciones, grupos elitistas son los herederos y descendientes de un estado de espíritu elitista y mercantil, de un modo de vida selectivo y exclusivo. Estos cenáculos se han convertido en los centros exclusivos e imperativos de una minoría activa que condiciona incluso el avenir del mundo anglo-sajón y, poco a poco, del universo entero.

Contrariamente al concepto pol√≠tico franc√©s que somete cualquier actividad o inter√©s privado para favorecer primeramente el inter√©s del Estado nacional, prioritario en ese sentido, es decir, el inter√©s com√ļn del pueblo,¬†estas organizaciones pol√≠tico-comerciales no dependen de ninguna autoridad nacional.¬†Desde muy temprano, estos grupos elitistas ejercieron sus talentos para cimentar sus intereses de casta.¬†Desde la Edad Media, compa√Ī√≠as como¬†London Staplers,¬†London Mercers Company, o incluso¬†British East India Company¬†(la BEIC en el siglo XVII) han sido las¬†puntas de lanza del imperialismo brit√°nico.

Hay que precisar tambi√©n que¬†esta aristocracia comercial ha sabido pasar el relevo a sus herederos y descendientes, llevando siempre la antorcha de la conquista y del control de las riquezas, de generaci√≥n en generaci√≥n. ¬ęSiempre m√°s¬Ľ para tomar una expresi√≥n dicha por Fran√ßois de Closets (periodista y realizador franc√©s).

La derrota francesa en América del Norte condujo a la firma del Tratado de París del 10 de febrero de 1763, esto puede ser considerado como el acto de nacimiento y el ascenso en potencia de la oligarquía británica. En efecto, la perdida de la Nueva Francia (territorios del actual Canadá y EEUU) otorga a la Corona Británica un continente entero lleno de riquezas, de fabulosas materias primas y prácticamente despoblado. La incapacidad de la monarquía francesa para poblar estos vastos territorios e integrarlos a la esfera de la civilización greco-romana, hace inclinar la balanza, es decir todo este espacio geográfico pasa bajo la influencia del mundo anglo-sajón. Inculcados de una creencia mesiánica, las elites conquistadoras angloamericanas, en contacto con sus homólogos británicos estaban listos ya y determinados a imponer su modelo al resto del mundo.

Despu√©s de las guerras de la Revoluci√≥n Francesa y la derrota de Napole√≥n I en el a√Īo 1815,¬†el poder√≠o anglo-saj√≥n ya no tiene rival en los mares. Potencia demogr√°fica, poblamiento de vastos territorios en Am√©rica del Norte, en √Āfrica austral, en Australia y Nueva Zelandia le ayuda a¬†implantar colonias y controlar puntos estrat√©gicos en diversas partes del mundo¬†(Gibraltar, Hong Kong ‚Ķ), controlando as√≠ territorios en varios continentes,¬†implementaci√≥n de tecnolog√≠a¬†de punta y un¬†sector bancario¬†con buen rendimiento¬†permitieron a estas aristocracias comerciales de Londres y de Nueva York comenzar a so√Īar en un control del mundo bajo los auspicios de la City¬†[centro de negocios de Londres] y de Wall Street [bolsa de New York]. Un hombre ha encarnado de manera emblem√°tica este ideal: el se√Īor¬†Cecil Rhodes.

Cecil Rhodes (1853-1902) [26]
Cecil Rhodes fue un¬†gran defensor del Imperio Brit√°nico, emigra a √Āfrica austral en donde su personalidad y sus cualidades intelectuales excepcionales le permiten hacer fortuna en el sector del diamante. Fue gracias a √©l que surgi√≥ y se desarroll√≥ la industria del diamante mediante la creaci√≥n del grupo¬†De Beers, en relaci√≥n y con el apoyo de Nathaniel Mayer Rothschild (1840-1915). Su fortuna colosal le abre las puertas de la colonia brit√°nica. Cecil Rhodes prepara el terreno para que el Estado Sudafricano (dominio del Imperio Brit√°nico) tome forma y pueda nacer como pa√≠s, hecho que se concretizar√° a√Īos despu√©s de su muerte (1910).

Su influencia financiera y pol√≠tica le permite controlar vastos territorios a los cuales les da su nombre:¬†Rhodesia. Territorios divididos m√°s tarde en Rhodesia del Norte y Rhodesia del Sur, estos pa√≠ses son hoy en d√≠a las actuales rep√ļblicas de Zambia y Zimbabue.

Trabaja febrilmente para realizar un proyecto colonial, su idea es la de construir una inmensa línea de ferrocarril que parta de Ciudad del Cabo hasta El Cairo (Egipto). En su visión de preservar y defender el Imperio Británico, las vías de comunicación jugaban una función primordial para la explotación de variadísimas riquezas. El desarrollo de las vías de comunicación (bajo todas sus formas [27]) es la clave para el buen funcionamiento del Imperio. Este precepto es en inicios del siglo XXI de gran actualidad [28]. Las vías de comunicación constituyen las arterias irrigando el imperio comercial y político.

M√°s all√° del buen funcionamiento del Imperio Brit√°nico, un ideal superior no concretizado mortifica enormemente a Cecil Rhodes. En efecto,¬†convencido de la superioridad de la ¬ęraza¬Ľ anglo-sajona, Cecil Rhodes concibe una [estrategia] pol√≠tica a fin de conservar esta supremac√≠a: la uni√≥n de todos los pa√≠ses anglo-sajones o, m√°s exactamente, la instauraci√≥n de un bloque reuniendo el Imperio Brit√°nico y los Estados Unidos de Norteam√©rica.

Este conjunto debe convertirse, seg√ļn Cecil Rhodes, en el z√≥calo, la base, la fundaci√≥n que permitir√° el nacimiento de un Estado Mundial animado de los principios y de la filosof√≠a de la aristocracia comercial anglo-sajona.
A fin de lograr este objetivo, él estimó necesario reclutar personalidades destacadas y con educación universitaria superior, que incitadas por el mismo ideal, serían apoyadas [por Cecil Rhodes] para ocupar puestos claves en diversos sectores, es decir en la economía, la finanza, el ejército, la educación, la inteligencia ligada al espionaje e incluso en el periodismo y la prensa.

Así, asemejándose a un ejército, estas diferentes personas, como si se tratasen de jesuitas predicadores de la globalización, convergiendo hacia un mismo objetivo, a fin de formar y forjar los espíritus y las mentes de los demás en sus respectivos países, al mismo tiempo que desarrollan las estructuras político-económicas conduciendo al nacimiento de un Estado Comercial Mundial.

En su mente, para concretizar √©sta ambici√≥n tit√°nica y que exige mucho esfuerzo, el magnate piensa que es indispensable crear ¬ębecas de estudios Cecil Rhodes¬Ľ (Rhodes Scholarships en ingl√©s). Cecil Rhodes no tuvo la suerte de ver concretizarse su ideal estando en vida. Fue solamente en el a√Īo 1904 que sus m√°s √≠ntimos colaboradores lanzan las primeras becas de estudio llevando su nombre en la Universidad de Oxford. El soci√≥logo franc√©s Auguste Comte dec√≠a con iron√≠a que¬†¬ęlos muertos gobiernan a los vivos¬Ľ. Esta frase puede aplicarse a Cecil Rhodes.

Sus conceptos han moldeado el mundo del siglo XX y comienzos del siglo XXI.

Sin necesidad de nombrarlos a todos, podemos citar algunos beneficiarios [ganadores] de estas becas de estudio Cecil Rhodes: por ejemplo el Primer ministro australiano Bob Hawke (1981/1993); James Woolsey, director de la CIA (1993/1995); Wesley Clarke, comandante militar de la OTAN (Alianza Atl√°ntica) durante el decenio de los a√Īos 1990 y principal conductor de la destrucci√≥n de la Yugoslavia en marzo 1999; el presidente estadounidense Bill Clinton (promoci√≥n 1968) e incluso James William Fullbright (senador del Arkansas, EEUU, gran figura de la pol√≠tica estadounidense)¬†[29].

La política de Cecil Rhodes no hubiese podido alcanzar las dimensiones que conocemos sin el apoyo de sus más cercanos e íntimos colaboradores. Aquí tampoco podemos citar la larga y consecuente lista de nombres que figuran a la lectura de la carta de la Anglo-American Etablishment establecida por Carroll Quigley.

Los hombres que rodeaban a Cecil Rhodes se caracterizaban por algo muy peculiar: ellos ocupaban los puestos claves en los diferentes sectores de la sociedad británica en la segunda mitad del siglo XIX [30]. Ellos han determinado el avenir del mundo de una manera implacable. En esta larga lista, nosotros retendremos tres personajes:

Alfred Milner (1854-1925)

Una de las figuras m√°s representativas y emblem√°ticas del pensamiento de Cecil Rhodes despu√©s de su muerte, considerado tambi√©n como su sucesor e hijo espiritual, fue Alfred Milner (1854-1925, llamado tambi√©n Lord Milner). Entre sus numerosas actividades, podemos citar como ejemplo, director de la¬†London Joint Stock Bank, jefe del gabinete de guerra del Primer ministro ingl√©s Lloyd George cuando estalla la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Durante este conflicto b√©lico, un acontecimiento determinante para las generaciones futuras va ocurrir en noviembre de 1917. En efecto, en esa fecha aparece la¬†¬ęDeclaraci√≥n Balfour¬Ľ¬†(del nombre de un hombre pol√≠tico ingl√©s llamado Arthur James Balfour), quien afirmaba bajo los auspicios del gobierno brit√°nico la necesidad de crear una patria jud√≠a en Palestina y su reconocimiento.

Dicho reconocimiento fue oficializado r√°pidamente por una carta dirigida a la atenci√≥n de¬†Walther Rotschild¬†quien era el intermediario con el movimiento sionista en Gran Breta√Īa. En realidad, el verdadero redactor de esta declaraci√≥n fue¬†Alfred Milner. Como lo explic√≥ posteriormente Carroll Quigley, la¬†¬ęDeclaraci√≥n Balfour¬Ľ¬†debi√≥ llamarse m√°s bien¬†¬ęDeclaraci√≥n Milner¬Ľ.¬†[31].

Philipp Kerr¬†(1882-1940, convertido m√°s tarde en lord Lothian) fue el secretario privado de Lloyd George. Cabe precisar que Philipp Kerr era la correa de transmisi√≥n en los intercambios pol√≠ticos entorno al Primer ministro ingl√©s y, en ese sentido, era el verdadero p√≠vot por donde pasaban los contactos y decisiones del conjunto del ¬ęgrupo Milner¬Ľ¬†[32]. Posteriormente Philipp Kerr fue nombrado embajador del Reino Unido en Washington.

Finalmente, podemos evocar el papel jugado por¬†Lionel Curtis¬†(1872-1955). A parte de su participaci√≥n en los trabajos del¬†Tratado de Versalles, √©l fue el autor [inventor] de la expresi√≥n¬†¬ęCommonwealth of Nations¬Ľ¬†cuya aplicaci√≥n data de 1948. Como lo ha revelado Carroll Quigley, esta expresi√≥n naci√≥ durante las reuniones de trabajo cuyo objetivo era encontrar una frase adecuada para¬†preparar al Imperio Brit√°nico a las mutaciones pol√≠ticas que conduc√≠an a una reorganizaci√≥n mundial. Estas sesiones de trabajo llamando a una Commonwealth remontan al a√Īo 1916¬†[33]. Recordemos igualmente para finalizar, que Lionel Curtis jug√≥ una funci√≥n determinante, en 1919, cuando fund√≥ el think-tank ingl√©s¬†Royal Institute of International Affairs¬†(RIIA conocido tambi√©n como el Chatham House).

Para comprender como funciona la mec√°nica de la mundializaci√≥n [globalizaci√≥n] y c√≥mo ella se ha ido implantando poco a poco en el mundo es necesario estudiarla como si se tratara de un inmenso rompecabezas. Hay que examinar cada pieza de este rompecabezas e ir construy√©ndolo para tener una visi√≥n definitiva de lo que representa. Por tal raz√≥n, para pasar a otro escal√≥n de este sistema, nosotros recordamos al lector que debe guardar al esp√≠ritu estos diferentes elementos y factores que le permitir√°n ver finalmente el panorama completo de este conjunto. Ser√° √ļnicamente de esta manera que nosotros podremos comprender como funciona este ¬ęMonstruo¬Ľ.

La Sociedad Fabiana (Fabian society) [34]
La Sociedad Fabiana¬†[35]¬†es un instituto que floreci√≥ por vez primera en Londres en el a√Īo 1884 bajo la impulsi√≥n del pol√≠tico ingl√©s Sydney Webb (1859-1947) y de su esposa Beatrice Webb, podemos incluir tambi√©n al escritor irland√©s George Bernard Shaw (1856-1950). La vanguardia de esta sociedad se consolid√≥ bajo la influencia de un promotor [divulgador activista] del socialismo llamado Robert Owen (1771-1858)¬†[36], que a su vez transmiti√≥ sus ideas y ense√Īanzas a John Ruskin (1819-1900), profesor universitario a Oxford¬†[37]¬†y termin√≥ influenciando finalmente a Cecil Rhodes¬†[38]. Otras personalidades impregnadas del ideal socialista cristiano como Frederik Derrison Maurice (1805-1872) prepararon el terreno durante el siglo XIX para que la fundaci√≥n de la Sociedad Fabiana devenga una realidad. El nombre de ¬ęFabiana¬Ľ (Fabian en ingl√©s) fue tomado en referencia al nombre de un general romano de la √©poca de las Guerras P√ļnicas llamado Quinto Fabio M√°ximo (hacia los a√Īos 200 antes de Jesucristo), conocido tambi√©n como Fabius Cunctator (el ¬ęTemporizador¬Ľ es decir el que retrasa).

Luchando frente al general cartagin√©s An√≠bal, el militar romano practicaba una estrategia de guerrilla que consist√≠a en no acelerar las cosas (los ataques) a fin de esperar el desgaste del enemigo y lograr as√≠ su objetivo (victoria), podr√≠amos decir conseguirlo a ¬ęfuego lento¬Ľ.

Es este método, el de un cambio gradual, suave pero implacable lo que caracteriza como marca de fábrica a la Sociedad Fabiana.
Ella defiende el principio de una sociedad sin clases, que debe conducir a la s√≠ntesis del socialismo (Estado benefactor) y del capitalismo (leyes del mercado), fusi√≥n que debe conducir a la implantaci√≥n de una econom√≠a monopol√≠stica en el marco de un Gobierno Estatal Globalizado. Y para que se concreticen las ambiciones de la¬†Sociedad Fabiana, sus dirigentes estiman que es necesario ir despacio, paso a paso, o seg√ļn su expresi√≥n por ¬ęgraduaci√≥n¬Ľ. La influencia de esta sociedad es inmensa porque numerosos pol√≠ticos ingleses han sido miembros de la¬†Sociedad Fabiana.¬†[39].

Sin embargo, su influencia tuvo m√°s repercusi√≥n y su pensamiento alcanz√≥ mayor auge cuando la¬†Sociedad Fabiana¬†se vio involucrada en la creaci√≥n de la¬†London School of Economics¬†(LES) en 1895 gracias a la labor pionera de¬†Sydney Webb. Esta prestigiosa escuela superior de ense√Īanza econ√≥mica que ha diversificado sus disciplinas con el tiempo, ha formado en un esp√≠ritu fabiano, varias generaciones de dirigentes ingleses pero tambi√©n numerosos estudiantes del mundo entero. Estos √ļltimos, en gran parte, han llegado a ser importantes cuadros o dirigentes en la vida pol√≠tica o econ√≥mica de su pa√≠s de origen.

Como ejemplo podemos citar al ex-presidente de la Comisi√≥n Europea, el italiano Romano Prodi; al antiguo presidente John Kennedy; a la reina de Dinamarca Margarita II; a Pierre Trudeau (Primer Ministro canadiense); al especialista en hacer lobby (o cabildeo), miembro de numerosos think-tanks, Richard Perle (conocido tambi√©n bajo el seud√≥nimo del ¬ępr√≠ncipe de las tinieblas¬Ľ); al financiero Georges Soros (fundador de los institutos Open Society repartidos en el mundo entero); al antiguo consejero del fallecido presidente franc√©s Fran√ßois Mitterrand, el senor Erik Orsenna e incluso podemos incluir al cantante rock de los Rolling stones, Mike Jagger (¬°entr√≥ hace tan s√≥lo un a√Īo!¬†[40]), toda esta gente se ha sentado en las sillas de esta escuela. La¬†London School of Economics¬†gracias a la acci√≥n de la¬†Sociedad Fabiana¬†ha contribuido a formatear el esp√≠ritu de numerosas personalidades en el mundo. Pero la influencia de esta sociedad ha evolucionado y esto gracias al trabajo de uno de sus miembros, el escritor Herbert George Wells (1866-1946).

H.G. Wells (1866-1946)
Impregnado del ideal fabiano,¬†H.G. Wells¬†supo desarrollar sus puntos de vista en los numerosos libros que escribi√≥. Autor de best-seller como¬†El hombre invisible,¬†La m√°quina del tiempo,¬†La guerra de los mundos, este escritor ingl√©s supo encontrar la manera de propagar sus convicciones en una obra publicada en 1928:¬†La conspiraci√≥n abierta¬†[41]¬†(Open conspiracy¬†en ingl√©s),¬†obra preconizando el advenimiento de un Estado (gobierno) mundial sin clases, capaz de controlar todo (¬ęuna nueva comunidad humana¬Ľ seg√ļn la propia expresi√≥n de H.G. Wells).

Una ala pol√≠tica [de esta ideolog√≠a] busca un¬†m√©todo para reducir dr√°sticamente la poblaci√≥n mundial y la utilizaci√≥n de la eugenesia. En efecto, desde un principio, H.G Wells present√≥ sus teor√≠as en una obra poco conocida y cuyo t√≠tulo:¬†La Destrucci√≥n liberadora¬†(The World Set Free¬†en ingl√©s), corresponde exactamente a la expresi√≥n de la logia mas√≥nica¬†Ordo ab Chao. Este libro apareci√≥ en 1914. Esta obra cuenta la historia de una guerra generalizada que va conducir [a la humanidad] a la creaci√≥n de un¬†Estado (gobierno) Mundial constituido en diez bloques¬†(¬ę10 circunscripciones¬Ľ seg√ļn la frase del mismo autor)¬†[42]. Es en este libro ‚ÄĒrecordamos nuevamente que fue publicado en 1914‚ÄĒ que encontramos por primera vez la expresi√≥n¬†¬ęNuevo Orden Mundial¬Ľ¬†[43]. Mucho m√°s tarde, en 1940, H.G. Wells vuelve a repetir sus ideas, esta vez no deja dudas a los que dudan, publica un libro cuyo t√≠tulo ser√°:¬†El Nuevo Orden Mundial¬†[44].

Todos estos miembros y representantes fabianos frecuentaban y colaboraban estrechamente con el equipo de Cecil Rhodes y luego con el de Lord Milner.¬†As√≠ se fue forjando un verdadero clan, una entidad, con un esp√≠ritu y objetivo com√ļn: la concretizaci√≥n de un Estado (gobierno) mundial, era esto lo que motivaba a estas diversas personas.¬†Estas elites anglo-sajonas, que¬†son los sucesores hist√≥ricos y leg√≠timos¬†[as√≠ como los continuadores]¬†de las aristocracias comerciales de la Edad Media, han continuado concentrando sus fuerzas en el seno de diversos clubs [e institutos] como el¬†Pilgrim Society¬†fundado en 1902 en Londres y en New York¬†[45]. Pero el pensamiento de este movimiento va conocer una aceleraci√≥n en¬†1910¬†con la creaci√≥n de la¬†Round Table.

La Round Table y sus ¬ęcr√≠os¬Ľ¬†[46]
La Round Table (Mesa Redonda) [47], es la heredera de un pasado multisecular de tradiciones místicas, financieras y elitistas, y marca una etapa decisiva en los preparativos debiendo conducir a un Estado (gobierno) mundial. En efecto, bajo los auspicios de Lord Milner y sus seguidores, este instituto de alta gama fue creado en estrecha colaboración y comunicación con las elites financieras estadounidenses a fin de asentar la predominancia del mundo anglo-sajón y buscar así el advenimiento del Estado (gobierno) mundial.
Otras Round Tables fueron creadas en todos los dominios y colonias del Imperio Británico e incluso en los Estados Unidos. Queriendo compartir las ambiciones de Cecil Rhodes, financieros de renombre comenzaron a integrarse al equipo de Lord Milner, como por ejemplo Alfred Beit (1853-1906), Sir Abe Bailey (1864-1940) y la familia Astor. Otros grupos vinieron a juntarse a estos iniciadores del mundialismo de la Round Table, financieros tales que J.P Morgan [48], el banco Lazard e incluso las familias Rockefeller y Whitney [49].

Antes de continuar el estudio de las ¬ębondadosas obras de caridad¬Ľ de la Round Table, es indispensable de precisar lo siguiente:¬†estas conocidas familias de la mundializaci√≥n (o globalizaci√≥n), a pesar de compartir un ideal com√ļn, no pudieron evitar de pelearse entre ellos mismos y por sus propios desacuerdos internos. Podemos constatar dos causas: la primera es tan vieja como el mundo, se llama¬†rivalidad. Las rivalidades a causa de las ambiciones y de personas ambiciosos buscando cada vez m√°s poder, m√°s influencias y m√°s riquezas, a fin de ocupar los mejores puestos del poder, desafortunadamente la historia de esta aristocracia comercial est√° plagada de estos hechos. Este fen√≥meno es tan viejo como la misma historia del Hombre.

En efecto, bajo la enga√Īosa apariencia de gozar de una unidad monol√≠tica se escond√≠an¬†dos corrientes de pensamiento en competici√≥n. Ambas corrientes, a pesar de todo, persigu√≠an [y persiguen] el mismo objetivo: la instauraci√≥n de un Estado (gobierno) mundial. Sin embargo,¬†la primera versi√≥n¬†defiende la √≥ptica de la constituci√≥n de¬†un bloque anglo-saj√≥n unificado (Imperio Brit√°nico asociado a los Estados Unidos), esta base, este z√≥calo o cimiento anglo-estadounidense ser√≠a para ellos la columna vertebral permitiendo al resto del mundo asociarse.

La segunda corriente¬†tiene una visi√≥n diferente. Estima que¬†no es necesario privilegiar el nacimiento de un Imperio anglo-saj√≥n donde los dem√°s pa√≠ses vendr√≠an acoplarse.¬†Preconiza m√°s bien el advenimiento de un mundo en donde ning√ļn pa√≠s tenga la capacidad de imponer su ley o su filosof√≠a pol√≠tica. Los partidarios de esta segunda v√≠a tratan de crear una especie de ¬ęcaldo de cultivo¬Ľ generalizado, unificador de la humanidad entera en un solo bloque sin ninguna distinci√≥n.
Estamos frente a un diferendo de visiones entre los partidarios de un mundialismo [globalización] anglo-sajón y los partidarios de un mundialismo [globalización] planetarizado.

Durante la¬†Primera Guerra Mundial¬†el tiempo transcurri√≥ como si se tratase del juego del sube-baja, pasando de un mundo a otro mundo. Es dif√≠cil de citar en detalle el importante papel que desempe√Īaron las elites anglo-estadounidenses durante este conflicto mundial¬†[50], podemos afirmar sin equivocarnos la relevante misi√≥n cumplida por el sueco¬†Olof Aschberg¬†(1877-1960) a la cabeza de su banco¬†Nya Banken de Estocolmo. √Čl fue¬†el gran financiero sirviendo de intermediario entre las elites de¬†Wall Street¬†(New York) y la¬†City¬†(Londres) de un lado y los dirigentes bolcheviques del otro lado.

Su apodo era el¬†¬ębanquero de Revoluci√≥n Mundial¬Ľ. Como nos lo recuerda el investigador Antony Sutton, el banco de Olof Aschberg ten√≠a una filial en Londres ‚ÄĒel¬†Bank of North Commerce¬†‚ÄĒ, cuyo presidente era el Sr.¬†Earl Grey, un importante miembro del equipo de¬†Cecil Rhodes¬†y de¬†Lord Milner¬†[51].

Este √ļltimo [Lord Milner] jug√≥ una funci√≥n capital en el seno de la oligarqu√≠a anglo-sajona. Adem√°s de su desbordante actividad citada anteriormente, fue¬†el mismo Lord Milner quien supo convencer al Primer ministro ingl√©s Lloyd George de apoyar incondicionalmente a la revoluci√≥n bolchevique de Len√≠n.

Estos hechos hist√≥ricos ocurridos e importantes para la evoluci√≥n y avenir del mundo se concretizaron despu√©s de la visita a Londres, a finales de 1917, de¬†William Boyce Thompson¬†(1869-1930), acompa√Īado de un representante del banco¬†JP Morgan,¬†Thomas W. Lamont¬†(1870-1948)¬†[52]. Esta persona, miembro del directorio ejecutivo del¬†Banco Federal US¬†(EEUU), es decir de la¬†Fed [Reserva Federal], W.B Thompson era al mismo tiempo un agente al servicio de la oligarqu√≠a en el seno de la Cruz Roja estadounidense presente en la ciudad de Petrogrado [hoy San Petersburgo] en 1917.

Bajo esta cobertura, William Boyce Thompson pudo entrar en contacto con los revolucionarios rusos bolcheviques y entregarles la suma de un millón de dólares [enorme suma de dinero para esa época] [53]. En su viaje de regreso a New York, hizo una escala en Londres para remitir un memorándum a Lloyd George recordándole de seguir apoyando la revolución [rusa] bolchevique. Lord Milner, gran admirador de Karl Marx, apoyó a su vez a William Boyce Thompson en sus negociaciones a fin de convencer más a Lloyd George en ese sentido.
La revolución bolchevique no habría visto el amanecer sin el apoyo determinante de la oligarquía comercial anglo-estadounidense [54].

Al finalizar la Primera Guerra Mundial,¬†las potencias comerciales anglo-sajonas ‚ÄĒque sal√≠an victoriosas de esta conflagraci√≥n mundial‚ÄĒ se encontraban en buenas condiciones, mientras que¬†Francia sal√≠a de la guerra demogr√°fica y financieramente arruinada.¬†El Tratado de Versalles no garantiz√≥ la seguridad de Francia¬†frente a una Alemania disminuida y dependiente en gran parte de los pr√©stamos [bancarios] anglo-sajones acordados a su econom√≠a.

Francia se encontr√≥ paralizada e impotente frente a los ricos tesoreros y cajeros anglo-sajones y su situaci√≥n se agrav√≥ m√°s cuando estos financieros prefirieron acordar sus pr√©stamos ‚ÄĒmediante los planes de inversi√≥n¬†Dawes¬†(1924) y¬†Young¬†(1928)¬†‚ÄĒ que¬†colocaba la econom√≠a alemana bajo la tutela de los bancos londinenses y neoyorquinos¬†[55], y que fueron¬†determinantes para el refortalecimiento del poder√≠o industrial germ√°nico y nazi.
En efecto, gigantescos complejos industriales de acero y de química (IG Farben y Vereinigte Stahlwerke), indispensables para hacer la guerra, nacieron en Alemania en el decenio 1920-1930. La derrota francesa frente a Alemania en 1940, es decir al inicio de la Segunda Guerra Mundial, encuentra sus causas en parte a la acción y comportamiento financiero-comercial de los anglo-sajones a favor de recuperación económica y técnica de la Alemania nazi (sobre todo en los sectores del acero, del combustible sintético y del caucho) [56].

Edward Mandell House (1854-1938)
Paralelamente a esta pol√≠tica, las elites anglo-estadounidenses decidieron preparar desde los a√Īos 1918-1919 una mutaci√≥n en la¬†Round Table. En efecto, en vista de conseguir una mayor eficacia, se decidi√≥ crear dos think-tanks uno a cada orilla del Atl√°ntico [es decir uno en los EEUU el otro en Inglaterra] cuya misi√≥n consist√≠a en convertirse en los motores propagand√≠sticos de la pol√≠tica extranjera de estos dos pa√≠ses. Del lado ingl√©s fue la creaci√≥n en 1919, bajo el patrocinio de Lionel Curtis ‚ÄĒun colaborador m√°s de Lord Milner‚ÄĒ del¬†Royal Institute of International Affairs¬†(RIIA, conocido tambi√©n como Chatham House)¬†[57].

Era el mismo¬†Lionel Curtis quien promov√≠a una Commonwealth federativa capaz de integrar poco a poco los diferentes pa√≠ses del mundo¬†[58]. Estos objetivos eran defendidos y apoyados en los EEUU por Clarence Streit (1896-1986)¬†[59], un periodista corresponsal del¬†New York Times¬†acreditado ante la Sociedad de Naciones (y ganador tambi√©n de una beca de estudios Cecil Rhodes, promoci√≥n 1920), y por otro lado, el representante estadounidense del ¬ęgrupo Milner¬Ľ, el Sr. Frank Aydelotte¬†[60].

Del¬†lado estadounidense¬†fue la creaci√≥n del¬†Council on Foreign Relations¬†(CFR)¬†[61]¬†en 1921 bajo el patrocinio de un personaje que desempe√Ī√≥ una posici√≥n central, el coronel¬†Edward Mandell House¬†(1854-1938). Consejero √≠ntimo del presidente Wilson¬†[62], este coronel fue¬†el p√≠vot entre el grupo Milner y los ¬ępoderosos¬Ľ de Wall Street¬†(JP Morgan, Vanderlip, Rockefeller, Warburg, ‚Ķ). En esta lista incompleta, nosotros podemos citar un nombre importante,¬†Paul Warburg, que estuvo a la cabeza de la¬†Reserva Federal US¬†(la Fed) desde su creaci√≥n en 1913. Este banco olig√°rquico privado, independiente en s√≠ y ajeno al poder central gubernamental [el gobierno de EEUU no tiene control sobre sus actividades] es responsable de la emisi√≥n monetaria nacional ‚ÄĒdel d√≥lar estadounidense‚ÄĒ¬†[63], es decir¬†una entidad privada comport√°ndose como un Estado dentro del Estado. Fue el mismo Paul Warburg quien dirigi√≥ el CFR desde su fundaci√≥n. Estamos ante un caso, ante un complicado entretejido de responsabilidades de primera magnitud en el seno de la oligarqu√≠a anglo-sajona.

Ya hablaremos más del Sr. Paul Warburg cuando abordemos el capítulo dedicado a Pan-Europa.

La s√≠ntesis de toda la tarea realizada por el coronel House, cuaja por as√≠ decir sola, cuando √©ste public√≥ su libro ‚ÄĒuna obra maestra en la m√≠stica mundialista [o globalizadora]‚ÄĒ, libro que tiene como t√≠tulo:¬†Philip Dru, administrator¬†[64]¬†escrito en 1912. Esta novela evoca un Golpe de Estado conducido por un oficial [militar de carrera estadounidense] de la academia castrense de West Point (es decir el mismo Philip Dru) logrando instaurar una dictadura en los Estados Unidos de Norteam√©rica y suprimir la constituci√≥n del pa√≠s. De manera semejante a Lord Milner, el coronel House no duda en evocar sus convicciones profundas cuando afirma que su h√©roe en la novela (Philip Dru) impone ¬ęun socialismo tal como lo habr√≠a so√Īado Karl Marx¬Ľ. House describe tambi√©n en el cap√≠tulo 52 de su libro su ideal de unificaci√≥n de la totalidad del bloque Norte-Americano, hecho que ya ha sido consolidado desde el lanzamiento oficial del proyecto en la ciudad de Waco (Texas, EEUU) en marzo del 2005 y como lo hemos explicado al comienzo de este art√≠culo.
S√≥lo podemos constatar [con sorpresa] que estas elites han anunciado ‚ÄĒ ¬°hace m√°s de cien a√Īos! ‚ÄĒ como iban a desarrollarse los acontecimientos.

La telara√Īa mundialista [globalizadora] ha sabido reforzar su influencia gracias al nacimiento de un instituto destinado a jugar una funci√≥n de primer orden en la construcci√≥n europea: la¬†Pan-Europa.

Pan-Europa, trampolín de la globalización [mundialización]
La creaci√≥n de la¬†Pan-Europa¬†se debe a la labor de un arist√≥crata austriaco de madre japonesa llamado¬†Richard de Coudenhove-Kalergi¬†(1894-1972). El objetivo declarado de Coudenhove-Kalergi era¬†impedir que vuelvan a repetirse las atrocidades de la Primera Guerra Mundial. Esta buena intenci√≥n a primera vista escond√≠a un plan secreto, la consolidaci√≥n de un objetivo que Coudenhove-Kalergi ten√≠a en mente. En efecto, el movimiento de Coudenhove-Kalergi va¬†indicar cu√°l es la direcci√≥n a seguir y para convencer a los dem√°s de seguir su rumbo, su agrupaci√≥n presenta un informe a la Sociedad de Naciones en 1925 (precursora de la ONU].¬†Su objetivo es unificar toda Europa a fin de integrarla en una organizaci√≥n pol√≠tica mundial √ļnica. Y para lograrlo, √©l menciona en su informe la necesidad de crear [primeramente]¬†¬ęcontinentes pol√≠ticos¬Ľ, cuyo conjunto deber√≠a constituir [m√°s tarde], una federaci√≥n de federaciones, este era el plan y pensamiento de Coudenhove-Kalergi¬†[65].

Sus afirmaciones federalistas correspond√≠an exactamente a las¬†aspiraciones y objetivos buscados por la¬†Sociedad Fabiana. Aprovech√°ndose del apoyo de estos aliados, Coudenhove-Kalergi organiza en¬†1926 el primer congreso Pan-Europeo en la ciudad de Viena (Austria), con los auspicios de su presidente de honor, el Sr. Aristide Briand (1862-1932)¬†[66]¬†quien era al mismo tiempo presidente del consejo de ministros del gobierno franc√©s. Fue durante este congreso, que reun√≠a y contaba con participantes de diversas nacionalidades,¬†[67]¬†que se decidi√≥ de debatir para elegir cu√°l ser√≠a el himno europeo. Y fue en ese momento que se escogi√≥ la¬†Oda a la Alegr√≠a¬†de Beethoven¬†[68], y que es hoy en d√≠a el¬†himno de la Uni√≥n Europea. Los objetivos de la Pan-Europa fueron revelados con gran pompa en su carta de ¬ęPrincipios Fundamentales¬Ľ¬†que estipula lo siguiente:
¬ę(‚Ķ) La uni√≥n¬†Pan-Europea¬†declara consagrarse [a preservar] el patriotismo europeo, c√ļspide [valor supremo] de las identidades nacionales de todos los europeos. En una √©poca de interdependencias y de desaf√≠os mundiales, solamente una Europa fuerte y pol√≠ticamente unida puede garantizar el avenir [futuro] de sus pueblos y entidades √©tnicas. La uni√≥n¬†Pan-Europea¬†reconoce la autodeterminaci√≥n de los pueblos y el derecho de los grupos √©tnicos al desarrollo cultural, econ√≥mico y pol√≠tico (‚Ķ)¬Ľ¬†[69].

Richard de Coudenhove-Kalergi (1894-1972)
Durante el transcurso de la¬†Segunda Guerra Mundial, Coudenhove-Kalergi, estuvo refugiado en los Estados Unidos¬†dedic√°ndose a la ense√Īanza en la¬†New York University¬†organizando seminarios del tipo ‚ÄĒResearch for a postwar european federation¬†(¬ęinvestigaciones para una federaci√≥n europea post-b√©lica¬Ľ)‚ÄĒ,¬†favorable al federalismo europeo.

De regreso en Europa en 1946, es decir cuando finalizó la guerra, él contribuye enormemente a la creación de la Unión Parlamentaria Europea, la cual favoreció a su vez y posteriormente, en 1949, la creación del Consejo de Europa [70]. Fortaleciendo su influencia en todos los países (Estados), esta organización europea tiene bajo su mando diversas representaciones nacionales encargadas de difundir el ideal de su padre fundador [71], quien después de haber recibido en 1950 la más importante condecoración europea, el Premio Carlomagno [72], pasó la antorcha de la misión al Sr. Otto de Habsbourg en 1972 y este a su vez al Sr. Alain Terrenoire.

Se puede comprender mejor el impacto que tiene esta agrupación, [el instituto] Pan-Europa, si analizamos por ejemplo, cual es la verdadera esencia que mueve o genera la guerra: el dinero. Las fuentes de financiamiento de este instituto nos dejan ver la insondable y vigorosa complicidad de su principal dirigente y líder máximo con los demás actores de la globalización [mundialización].
En efecto, aparte de gozar del apoyo de mecenas industriales y financieros, el Sr. Coudenhove-Kalergi se benefició del patrocinio del banquero Max Warburg, representante del banco alemán en Hamburgo. Como lo hemos visto anteriormente, su hermano Paul (trabajando en la rama estadounidense) se encontraba a la cabeza de la Fed (Reserva Federal de EEUU) y del CFR.

Ahora podemos comprender porque Coudenhove-Kalergi ten√≠a luz verde para cooperar y negociar con los medios financieros de¬†Wall Street¬†y sus socios en Londres. Esta complicidad entre el fundador de la¬†Pan-Europa¬†y los medios mundialistas [globalizadores] iba proporcionalmente en aumento, cuando sabemos que Max Warburg era miembro del ejecutivo de IG Farben Alemania mientras que su hermano Paul Warburg, era miembro del ejecutivo de la rama IG Farben Estados Unidos¬†[73].¬†(Nota del editor del blog: Los Warburg eran una rica familia jud√≠a alemana. En la d√©cada de 1930, a pesar del surgimiento del Partido Nazi, Max Warburg ten√≠a esperanza para el futuro de Alemania. Desde 1933 labor√≥ en la junta directiva del Reichsbank alem√°n bajo el mando de Hjalmar Schacht. Max Warburg vendi√≥ su banco porque las leyes de Nuremberg de 1935 dieron inicio a la campa√Īa de “Arianizaci√≥n”, emigr√≥ a los Estados Unidos en 1938).

La llegada de Adolf Hitler al poder, como lo explica el investigador Antony Sutton, sólo se puede comprender por la poderosa ayuda que recibió el dictador alemán por parte de los industriales y financieros anglo-sajones por intermedio de sus homólogos germanos. En este asunto, el director del Reichsbank, el Sr. Hjalmar Schacht (1877-1970), jugó un papel clave como intermediario. Su trabajo ganaba en importancia a medida que este personaje subía en los escalones del poder, hasta alcanzar el puesto de Ministro de Economía del III Reich, puesto que ocupó de 1934 a 1939.

El remonte y progreso económico de la Alemania nazi gracias a estos apoyos permitió a Hitler continuar con una política militarista que él nunca hubiese podido entamar ni aplicar en una Alemania arruinada, si no hubiese solucionado antes las esenciales necesidades básicas de la población alemana.

Por estas confabulaciones, complicidades y fechor√≠as con el r√©gimen nazi¬†Hjalmar Schacht¬†debi√≥ ser juzgado y condenando a la pena de muerte durante el Proceso de N√ļremberg al finalizar la Segunda Guerra Mundial, proceso que juzgaba a todos los responsables nazis, pero curiosamente √©l¬†fue absuelto.

En efecto, Hjalmar Schacht estaba ligado s√≥lidamente a la aristocracia comercial anglo-sajona. Su padre, el estadounidense William Schacht, hab√≠a trabajado 30 a√Īos en el seno de la filial¬†Equitable Life Assurance de Berl√≠n¬†(Alemania)¬†[74].¬†Su hijo era pues, desde su nacimiento, un miembro m√°s por herencia,¬†un socio m√°s trabajando para el sistema mundialista globalizador.¬† Estas afirmaciones cobran m√°s valor cuando sabemos adem√°s que el se√Īor¬†Hjalmar Schacht¬†era miembro desde 1918, del comit√© ejecutivo del¬†Nationalbank f√ľr Deutschland¬†(Banco Nacional de Alemania), junto al banquero¬†Emil Wittenberg, miembro a su vez del comit√© ejecutivo del primer banco sovi√©tico creado en 1922, es decir el¬†banco Ruskombank¬†[75].¬†Dicho banco sovi√©tico estaba dirigido por un banquero sueco ‚Ķ Olof Aschberg¬†[76] personaje que hemos citado al comienzo de este art√≠culo. Para continuar comprendiendo este atolladero de nombres y conexiones, para seguir mare√°ndonos a√ļn m√°s en estos nexos y c√≠rculos de los poderosos, podemos precisar que el director de la filial extranjera de la Ruskombank, es decir el norteamericano¬†Max May¬†[77], ocupaba el puesto de vice-presidente de la¬†Guaranty Trust Company, una filial del banco¬†JP Morgan¬†[78]¬†que era a su vez uno de los cimientos financieros de¬†Wall Street. En este asunto, un importante cargo estadounidense de¬†Wall Street¬†trabajaba en el seno de la elite bancaria sovi√©tica. Adem√°s, a√Īadiremos para concluir, que la colaboraci√≥n de Hjalmar Schacht con este sector se ve√≠a reforzada por los lazos de amistad con el patr√≥n [due√Īo] del¬†Banco de Inglaterra, el Sr.¬†Norman Montagu.¬†Ahora podemos comprender mejor porque Hjalmar Schacht¬†nunca tuvo que preocuparse de ser juzgado por su participaci√≥n en el r√©gimen nazi de Adolf Hitler.¬†[79] El apoyo que ofreci√≥ la¬†aristocracia comercial y ap√°trida anglo-sajona al comunismo, al nazismo as√≠ que el apoyo para que Franklin Delano Roosevelt¬†[80]¬†tomara el poder en los Estados Unidos , ‚ÄĒcomo lo explica en su trilog√≠a¬†Wall Street¬†el autor Antony Sutton‚ÄĒ, era una forma de¬†experimento actuando en un marco regional, es decir, por un lado en la Uni√≥n Sovi√©tica, por otro en la Alemania nazi, y otro en los Estados Unidos¬†[81].

Bajo diferentes formas de denominaci√≥n, Antony Sutton concluye que estas ideolog√≠as, llamadas de maneras diversas¬†¬ęsocialismo sovi√©tico¬Ľ,¬†¬ęsocialismo colectivo¬Ľ¬†(para el nacional-socialismo nazi) y¬†¬ęsocialismo de Nuevo trato¬Ľ¬†(New Deal norteamericano),¬†todas eran simplemente las diferentes caras de un socialismo monopol√≠stico; ideal [o modelo] de organizaci√≥n que debe conquistar el mundo a nivel planetario en este amanecer del siglo XXI y en el marco del ¬ęNuevo Orden Mundial¬Ľ.

La guerra de 1939-1945 es en cierta forma el resultado de todo este trabajo de fondo que permitió que se vaya torciendo, que se vaya girando despacio hacia la trayectoria de otro mundo: la instauración y surgimiento de dos bloques aparentemente antagonistas y obedeciendo perfectamente al principio hegeliano de la tesis y de la antítesis. Sin embargo, estos dos mundos estaban irrigados por las mismas fuentes financieras. Entonces, por tal motivo, era posible de seguir preparando el terreno, el ordenamiento, debiendo permitir el advenimiento y realización [concretización] de un Estado [gobierno] mundial.

El periodo posterior a 1945, un futuro prometedor
Podemos se√Īalar tres momentos esenciales en los a√Īos inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial: 1946, 1947 y 1948. Quien reactiva la idea de unificar Europa es Winston Churchill y lo hace en un discurso que pronuncia en Zurich, el 19 de septiembre de 1946:¬†
¬ęTenemos que construir una especie de¬†Estados Unidos de Europa¬Ľ¬†[82], declara Churchill en ese discurso. Palabras que regocijan a Richard de Coudenhove-Kalergi, quien sabe que dispone del apoyo de Churchill.¬†Trabajando por su parte a favor de la reactivaci√≥n del ideal europeo, el fundador de la¬†Pan-Europa¬†expuso la historia de su obra y los proyectos a realizar en un libro titulado¬†Yo escog√≠ a Europa. El autor del prefacio es‚Ķ Winston Churchill.

Winston Churchill (1874-1965)
Con la reuni√≥n de¬†Montreux, que se desarrolla en Suiza en agosto de¬†1947, la segunda etapa constituye un paso decisivo hacia el fortalecimiento de las bases del¬†Estado Mundial¬†que viene prepar√°ndose. En efecto, representantes europeos¬†[83]¬†y estadounidenses¬†[84]¬†defensores del principio de un federalismo mundial deciden crear dos institutos, bajo la direcci√≥n del jurista suizo Max Habicht¬†[85], cuya eficacia se hace sentir: el ¬ęMovimiento Mundial Federalista¬Ľ (World federalist movement, WFM) y la ¬ęUni√≥n de Federalistas Europeos¬Ľ (Union of European Federalists, UEF).

En el marco de la reuni√≥n de Montreux, el WFM present√≥ su magna carta, favorable al establecimiento de principios fundamentales para la instauraci√≥n de¬†un Estado mundial con una base federativa. Hay que reconocer que 63 a√Īos despu√©s de la formulaci√≥n de aquellos principios sus deseos se han concretado ampliamente. En efecto, el documento se√Īala:
¬ęNosotros, federalistas mundiales, estamos convencidos de que la creaci√≥n de la confederaci√≥n mundial es el problema fundamental de nuestra √©poca. Hasta tanto no se resuelva, todas las dem√°s cuestiones ‚Äďnacionales o internacionales‚Äď quedar√°n sin respuestas v√°lidas.¬†No se trata de escoger entre la libre empresa o la econom√≠a dirigida, ni entre el capitalismo y el comunismo, sino entre el federalismo y el imperialismo¬Ľ.

Entre otras cosas, esta Declaración propone los siguientes principios:

¬ęLimitaci√≥n de las soberan√≠as nacionales¬Ľ¬†con¬†¬ęel traspaso de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial a la Confederaci√≥n¬Ľ,¬†¬ęcreaci√≥n de una fuerza armada supranacional¬Ľ. Y subraya en particular algo que cobra gran actualidad en este principio del siglo XXI al se√Īalar que ¬ęuna perspectiva federalista justa debe integrar los esfuerzos realizados en los √°mbitos regional y funcional.¬†La¬†formaci√≥n de uniones regionales¬†‚Äďen la medida en que no constituyan un fin en s√≠ mismas y no exista el peligro de que den lugar a la formaci√≥n de bloques‚Äď puede y debe contribuir al buen funcionamiento de la¬†Confederaci√≥n mundial¬Ľ. Al final de esa Declaraci√≥n se precisa que se debe favorecer la creaci√≥n de una¬†¬ęAsamblea Constituyente Mundial¬Ľ¬†[86].

Paralelamente¬†a la creaci√≥n del WFM, nace en Montreux la¬†Uni√≥n de Federalistas Europeos¬†(UEF, siglas en ingl√©s). Varios trabajos de vanguardia hab√≠an preparado el terreno con anterioridad. En efecto, bajo la influencia de la¬†Pan-Europa¬†de Coudenhove-Kalergi, se hab√≠a fundado en¬†1934 la Europa Union, que defend√≠a el ideal de una Europa unificada seg√ļn el principio federal e inspirada en el modelo suizo¬†[87]. Cuatro a√Īos m√°s tarde, en noviembre de¬†1938, se hab√≠a creado la¬†Federal Union, bajo la influencia de los fabianos Lord Lothian et Lionel Curtis¬†[88]. La Federal Union es una rama de UEF, al igual que las diferentes ¬ęfiliales¬Ľ en pa√≠ses como Francia (UEF France), Alemania (Europa Union Deutschland), Italia (UEF Italia), etc. Es importante precisar que, al igual que las mu√Īecas rusas que se meten una dentro de otra, la UEF es una rama del World Federalist Movement (WFM)¬†[89].
Nos encontramos, por lo tanto, ante un instituto europeo que trabaja a favor del federalismo y que adopta simult√°neamente los trabajos del WFM, pero a escala planetaria.

¬ŅPor qu√© resulta entonces tan importante mencionar la misi√≥n de la UEF?¬†

Este instituto federalista se encuentra bajo la direcci√≥n del ingl√©s¬†Andrew Duff, diputado del Parlamento Europeo bajo la etiqueta de los ¬ęliberaldem√≥cratas¬Ľ¬†[90]. Tambi√©n es miembro del¬†European Council on Foreign Relations¬†(ECFR, o ¬ęConsejo Europeo de Relaciones Exteriores¬Ľ¬†[91]¬†creado en 2007¬†[92], y hermano gemelo del¬†CFR¬†estadounidense creado en 1921.¬†Es tambi√©n Andrew Duff quien, en estrecha colaboraci√≥n con la Fundaci√≥n Bertelsmann y con el diputado Johannes Voggenhuber, dio lugar a la reactivaci√≥n del¬†proyecto de constituci√≥n europea¬†despu√©s del fracaso de aquel texto en los referendos de Francia y Holanda en 2005¬†[93].

El¬†Tratado de Lisboa¬†nunca hubiera visto la luz ‚Äďo por lo menos habr√≠a sido mucho m√°s dif√≠cil‚Äď sin el apoyo y las convicciones de Andrew Duff. Su fuerza reside, por otro lado, en demostrar que la influencia de los ya difuntos Cecil Rhodes y Lord Milner se hizo sentir durante la elaboraci√≥n de la constituci√≥n europea (la llamada ¬ęConstituci√≥n Giscard¬Ľ, preludio del¬†Tratado de Lisboa) en 2003 y 2004.¬†En efecto, el ¬ęGrupo Milner¬Ľ y los fabianos siempre fueron favorables a la unificaci√≥n de Europa, a condici√≥n de que fuera bajo la direcci√≥n de los anglosajones.

Durante las dos guerras mundiales, Londres y Washington no pod√≠an tolerar los intentos de alcanzar una unidad europea bajo la direcci√≥n de Alemania, que era una potencia terrestre, ya que la talasocracia anglosajona se ver√≠a entonces marginada de los problemas del Viejo Continente.¬†Cosa que Coudenhove-Kalergi, ya hab√≠a comprendido, como puede comprobarse a trav√©s de la lectura de su discurso de 1950. No es por lo tanto nada injustificado el interesarse en el Secretario General encargado de teleguiar los trabajos de la ¬ęConstituci√≥n Giscard¬Ľ, el ingl√©s John Kerr. El curr√≠culum¬†vitae de Kerr nos informa que dirige una compa√Ī√≠a petrolera, la¬†Royal Dutch Shell, y que fue adem√°s embajador de Gran Breta√Īa en Estados Unidos. Sus v√≠nculos con la aristocracia comercial anglosajona tambi√©n revelan que es miembro del comit√© de direcci√≥n encargado del reclutamiento de las √©lites en el marco de las ¬ębecas de estudio Cecil Rhodes¬Ľ¬†[94].
Como puede verse, el éxito de los objetivos mundialistas es algo previsto a muy largo plazo… pero que va concretándose.

Y, finalmente, el Congreso de La Haya, realizado del 7 al 10 de mayo de 1948, con Winston Churchill como presidente de honor y con la participación de cerca de 800 militantes paneuropeos [95], dejó sentadas las primeras bases de una Europa unificada. Los verdaderos autores de la historia a menudo se mueven entre bastidores, como en el caso de Retinger, quien trabaja para el CFR y el RIIA, cuya acción fue determinante en el desarrollo de las estructuras mundialistas [96].

Bilderberg, New age y Trilateral
La primera reuni√≥n del¬†Grupo de Bilderberg¬†tuvo lugar en Oosterbeck, Holanda, en mayo de¬†1954. Se dice que ese grupo elitista simplemente adopt√≥ el nombre del hotel en que se alojaban los participantes, aunque existen dudas en ese sentido. Su creaci√≥n se debe, en todo caso, al trabajo de¬†Joseph Retinger, aunque tambi√©n hay que mencionar a varios ¬ępeces gordos¬Ľ del mundialismo, como el inevitable¬†David Rockefeller¬†(presidente del CFR y del¬†Chase Manhattan Bank, entre otras conocid√≠simas instituciones).
Los miembros del Grupo de Bilderberg constituyen ¬ęla crema y nata¬Ľ de la¬†clase pol√≠tica, econ√≥mica y financiera del mundo atlantista. Los medios occidentales no mencionan m√°s que muy raramente sus reuniones y, en cuanto a que el Grupo sea tema de reportajes‚Ķ ¬°ni hablar!¬†[97].

Las¬†reglas¬†que rigen su organizaci√≥n y las intervenciones de los participantes son una copia estricta de las que rigen en el¬†Royal Institute of International Affairs¬†(RIIA, principio conocido como la ¬ęregla de Chatham House¬Ľ). Tambi√©n en este caso la familia Rhodes y Milner ha dejado su impronta.¬†En realidad, las √©lites que se mueven en el Grupo de Bilderberg imponen ampliamente sus propias condiciones en materia de pol√≠tica, de econom√≠a y en cuestiones financieras. El caso del belga Etienne Davignon resulta especialmente impresionante. Vicepresidente de la¬†Comisi√≥n Europea¬†de 1981 a 1985, Etienne Davignon es el gran pach√° de ese grupo elitista. Fue √©l quien invit√≥ al pol√≠tico belga Herman van Rompuy a someterse a una especie de examen oral por el puesto de presidente del¬†Consejo Europeo¬†ante los representantes del¬†Grupo de Bilderberg, el 12 de noviembre de 2009, especialmente ante el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger, en Val Duchesse, en las afueras de Bruselas¬†[98].

Dicho claramente, había que comprobar si Herman van Rompuy tenía la capacidad necesaria para servirle de algo al sistema. Y parece que el examen fue satisfactorio porque le dieron el puesto, o sea reunía las condiciones exigidas.

El príncipe Bernhard van Lippe-Biesterfeld (1911-2004)
La designaci√≥n del primer presidente del Grupo de Bilderberg, el pr√≠ncipe Bernhard (1911-2004), por Joseph Retinger y sus seguidores, no es ninguna casualidad. En efecto, en los a√Īos 1930 este pr√≠ncipe alem√°n hab√≠a sido miembro de las SS [nazis], m√°s exactamente, de la Reiterkorp SS (caballer√≠a) y de Farben Bilder, una filial de IG Farben. Casado en 1937 con la heredera del trono de los Pa√≠ses Bajos, la princesa Juliana, su hija, la reina Beatriz, es una activa participante de las reuniones del Grupo de Bilderberg.

El pasado más que nebuloso [por no decir negro] del príncipe Bernhard y su nominación a la cabeza del Grupo de Bilderberg era también un medio de mantenerlo bajo control. En efecto, es más fácil teledirigir a alguien hacia objetivos bien definidos cuando ese alguien tiene unos cuantos esqueletos en el armario [cadáveres en su curriculum]. La designación de este príncipe alemán convertido en ciudadano holandés era seguramente de gran importancia ya que también fue utilizado en otro sector. Tenemos que abordar ahora un tema al que conceden gran importancia los teóricos del mundialismo: la ecología.

La legítima protección de la flora y la fauna adquiere un carácter muy diferente bajo la influencia de los partidarios del Nuevo Orden Mundial. En efecto, estos desvían las mentes hacia una divinización de la naturaleza que se asocia con el movimiento New Age.
Se trata del principio que identifica a ¬ęGea¬Ľ [tambi√©n llamada Gaya. NdT.] como la ¬ęMadre Tierra¬Ľ [99]. Numerosos institutos se dedican a propagar esa tendencia filos√≥fica, en particular el¬†WWF¬†(World Wild Fund for nature), que promueve la protecci√≥n de la naturaleza. Su creaci√≥n, en 1961, se debi√≥ al trabajo de varios personajes miembros del movimiento mundialista.

Efectivamente, tenemos que mencionar aquí a los hermanos Aldous y Julian Huxley. El primero es el autor de un libro profético, Un mundo feliz (en inglés Brave New World), publicado en 1932, verdadero programa político mundialista bajo la apariencia de una novela de ciencia ficción en la que habla de un Estado mundial reinante sobre una humanidad sumisa y jerarquizada como resultado de manipulaciones genéticas.

El autor vivi√≥ toda su vida utilizando las drogas m√°s diversas para alcanzar una ¬ęforma de misticismo¬Ľ. Tales delirios, caracter√≠sticos del medio, tambi√©n afectaron a su hermano, Julian Huxley, partidario de la¬†eugenesia¬†y primer director general de la UNESCO (la Organizaci√≥n de las Naciones Unidas para la Educaci√≥n, la Ciencia y la Cultura) en 1946. Esta mentalidad caracter√≠stica de los hermanos Huxley se debe a la influencia de su abuelo por parte de padre,¬†Thomas Huxley¬†(1825-1895). Este bi√≥logo y feroz defensor de los principios de Darwin¬†[100]¬†transmiti√≥ esos conceptos a sus nietos para que el mundo entero se beneficiara con ellos. Agreguemos a lo anterior que la red y los v√≠nculos que unen a la familia mundialista son verdaderamente estrechos ya que uno de los estudiantes de Thomas Huxley se llamaba nada m√°s y nada menos que‚Ķ.¬†H.G. Wells¬†[101].

El análisis de esta especie de relevo de generaciones permite una mejor comprensión de la permanencia del mundialismo y del progreso de su influencia.
Podemos ver ahora el v√≠nculo entre la pasada acci√≥n de aquellos hombres y la fundaci√≥n de WWF en 1961. Esta √ļltima se debe, en efecto, a Julian Huxley¬†[102]. WWF contribuye a la divulgaci√≥n de ese ideal pante√≠sta y constituye una de las ramas de acci√≥n del mundialismo. No por casualidad¬†el primer presidente de WWF fue precisamente‚Ķ el pr√≠ncipe Bernard, tambi√©n dirigente del Grupo de Bilderberg¬†[103], que presidi√≥ de 1962 a 1976. Entre las personas que han presidido WWF se encuentran tambi√©n John Loudon, quien, al igual que John Kerr, fue adem√°s presidente de la compa√Ī√≠a petrolera¬†Royal Dutch Shell.
Este conglomerado petrolero anglo-holandés es uno de los viveros del Nuevo Orden Mundial. Hay que precisar además que el príncipe Felipe, esposo de la reina de Inglaterra Isabel II, también dirigió WWF de 1981 a 1996.

David Rockefeller (1915-2017)
A esta lista de actores proveniente de una larga tradici√≥n pol√≠tico-comercial podemos agregar el papel de la¬†Trilateral, creada en 1973 por David Rockefeller y Zbigniew Brzezinski¬†(miembros ambos del¬†CFR), mentor este √ļltimo del presidente estadounidense Barack Obama. La Trilateral reagrupa tres zonas geogr√°ficas desarrolladas econ√≥micamente:¬†Norteam√©rica, Europa y Jap√≥n. Brzezinski, recuerda que personalidades francesas como Simone Veil, Robert Marjolin, Raymond Barre e incluso Hubert Vedrine han aportado apoyo a la Trilateral, agrega que los Estados se ven¬†¬ęante problemas cada vez m√°s diversos: financieros, econ√≥micos y estrat√©gicos y que tienen cada vez menos¬†posibilidades¬†de resolver, sin proceder al menos a una concertaci√≥n m√°s estrecha, en su propio inter√©s y en el del resto del mundo¬Ľ.

Como medio de enfrentar esos desaf√≠os, el autor precisa incluso que la¬†Trilateral dio origen a la creaci√≥n del G-7¬†[104]. Las estrechas relaciones de la Trilateral con el mundo industrial y el de los thinks-tanks se han evidenciado en particular con la Red Pol√≠tica Transatl√°ntica (la TPN, siglas en ingl√©s)¬†[105]. En efecto, el presidente de la rama europea de la Trilateral, Peter Sutherland, preside adem√°s la rama europea de la TPN. Este irland√©s dirigi√≥ tambi√©n el banco de inversi√≥n¬†Goldman Sachs, que a su vez determina por debajo de la mesa la pol√≠tica econ√≥mica del presidente Obama, y fue adem√°s, entre otras cosas, jefe de la Comisi√≥n sobre la Competencia (de 1985 a 1989) bajo la presidencia de Jacques Delors¬†[106]. Para rematar, Peter Sutherland es tambi√©n el director de la escuela fabiana¬†London School of Economics¬†[107]. El ciclo se cierra cuando sabemos que John Kerr ‚Äďya mencionado anteriormente‚Äď es tambi√©n miembro de la rama europea de la Trilateral¬†[108].
Como ya hemos podido comprobar, las élites políticas y económicas vienen convergiendo desde hace mucho tiempo hacia la instauración de un Orden Mundial Unificado [109]. El panorama quedaría sin embargo incompleto si no mencionáramos aquí las declaraciones de las autoridades de la Iglesia Católica.

Una Iglesia Católica al servicio del Nuevo Orden Mundial
Seamos creyentes o no, lo cierto es que el estudio de los principios de base de cualquier confesi√≥n debe realizarse con toda objetividad. Hay que estudiar los preceptos que defiende y observar si su discurso y acci√≥n corresponden o no a su doctrina. En el caso de la Iglesia Cat√≥lica, el concepto defendido desde hace 2000 a√Īos se basa en la supremac√≠a de Dios sobre el hombre.

Las Escrituras y la tradici√≥n constituyen el basamento intocable, la base misma de la fe seg√ļn los t√©rminos consagrados, definidos por el sucesor de San Pedro, el Papa.

Marcado por el pecado original, el hombre debe aceptar someterse a una autoridad superior y obedecer el conjunto de preceptos que la Iglesia Católica defiende. Es ese el caso de numerosas iglesias protestantes.

Un cambio fundamental se produce, sin embargo, con el Concilio Vaticano II (1962-1965). Este concilio es resultado de una larga corriente de reflexiones provenientes de numerosos hombres de iglesia, pero también de personajes exteriores a ella, desde el siglo XIX.

Al cabo de una larga lucha entre los¬†defensores de la tradici√≥n y los progresistas, estos √ļltimos lograron imponer su propia visi√≥n durante la gran reforma de Vaticano II. Se trataba, para ellos, de¬†adaptar la iglesia a las m√ļltiples innovaciones pol√≠ticas, t√©cnicas y sociales que marcan la evoluci√≥n del mundo. Para los defensores de la tradici√≥n es todo lo contrario. Es el mundo el que tiene que adaptarse a los principios de la iglesia.¬†La humanizaci√≥n, que deb√≠a implicar la promoci√≥n de los derechos humanos, y su colaboraci√≥n con las instancias internacionales, fueron claramente expresadas en 1963 en la enc√≠clica¬†Pacem in Terris¬†(Paz en la Tierra) del Papa Juan XXIII¬†[110]. Recordando los progresos de la ciencia y la t√©cnica que llevan a ¬ęintensificar su colaboraci√≥n y a fortalecer su uni√≥n¬Ľ dentro del g√©nero humano, se trata de fortalecer el ¬ębien com√ļn universal¬Ľ que los Estados no logran ya garantizar, seg√ļn la enc√≠clica.

Es por ello que el documento agrega, muy lógicamente, que
¬ęEn nuestra √©poca, el bien com√ļn universal plantea¬†problemas de dimensiones mundiales. S√≥lo pueden ser resueltos por una¬†autoridad p√ļblica¬†cuyo poder, constituci√≥n y medios de acci√≥n tengan tambi√©n¬†dimensiones mundiales¬†y que pueda ejercer su acci√≥n sobre el planeta¬†en toda su extensi√≥n. Es por lo tanto el orden moral en s√≠ lo que exige la constituci√≥n de una autoridad p√ļblica con competencia universal¬Ľ.

Despu√©s de expresar su deseo de que ese ¬ępoder supranacional¬Ľ no sea instaurado por la fuerza, la enc√≠clica aprueba la¬†Declaraci√≥n de Derechos Humanos de 1948, con excepci√≥n de algunas objeciones. Agrega que ¬ęConsideramos esa Declaraci√≥n como¬†un paso hacia el establecimiento de una organizaci√≥n jur√≠dico-pol√≠tica de la comunidad mundial¬Ľ¬†[111].
Ese cambio de rumbo de la Iglesia Cat√≥lica es la marca de f√°brica de todos los Papas desde Vaticano II. En su mensaje de navidad de 2005, el Papa Benedicto XVI exhorta a los hombres a emprender ¬ęla edificaci√≥n de¬†un Nuevo Orden Mundial¬Ľ¬†[112].

Resulta por lo tanto totalmente l√≥gico que Benedicto XVI haya lanzado un llamado al establecimiento de una ¬ęautoridad pol√≠tica mundial¬Ľ en su enc√≠clica¬†Veritas in caritate¬†[113], en julio de 2009. Recordando la interdependencia mundial, el Papa llama ¬ęcon urgencia a reformar la ONU al igual que la arquitectura econ√≥mica y financiera internacional con vistas a¬†convertir en una realidad concreta el concepto de familia de naciones¬†(‚Ķ)¬Ľ¬†[114].

Hacia una Asamblea Parlamentaria Mundial
La creaci√≥n de grandes uniones pol√≠ticas regionales que se rigen por leyes comunes como diferentes componentes del Estado mundial tendr√≠a que estar representada en el seno de una asamblea √ļnica. Ese es el objetivo de la ¬ęAsamblea Parlamentaria de las Naciones Unidas¬Ľ (APNU)¬†[115].
Esa ambici√≥n es la l√≥gica continuaci√≥n de los sue√Īos de unificaci√≥n mundial que defienden los te√≥ricos del mundialismo (fabianos y asociados).

Nada aparece por casualidad. Los acontecimientos, personajes e institutos del pasado dan sus frutos, que conducen a la construcción de esa especie de torre de Babel. Por consiguiente, el accionar del WFN (World Federalist Movement), creado como ya vimos en 1947 en Montreux, se inscribe en la lógica del trabajo que ya venía realizando.

De la misma manera, el WFN dio origen, en 1992, a la elaboraci√≥n del primer gran documento que exhorta al establecimiento de una asamblea parlamentaria mundial en el seno de las Naciones Unidas:¬†The case for a United Nations Parliamentary Assembly¬†(¬ęEl objetivo de una asamblea parlamentaria de las Naciones Unidas¬Ľ) por parte del canadiense Dieter Heinrich¬†[116].

Numerosos trabajos y concili√°bulos se han desarrollado posteriormente en el senado canadiense, en el Parlamento Europeo, durante el Foro del Milenio del a√Īo 2000 en Nueva York, en el 12¬ļ congreso de la Internacional Socialista, etc., para terminar, en septiembre de 2003, con la creaci√≥n de un ¬ęComit√© por una ONU democr√°tica¬Ľ. Les remitimos aqu√≠ a la versi√≥n en alem√°n ya que, como veremos, las autoridades pol√≠ticas alemanas desempe√Īan en esto un papel de primer plano:¬†Komitee f√ľr eine Demokratische UNO (KDUN)¬†[117].

El KDUN es el mascarón de proa de un comité ejecutivo [118] que trabaja por la creación de un Parlamento Mundial. Sus trabajos cuentan con la participación de otro instituto ya mencionado anteriormente: el WFM.

Queda por agregar a lo anterior la ¬ęSociedad de Pueblos Amenazados¬Ľ (Gesellschaft f√ľr bedrohte V√∂lcker), instituto alem√°n que trabaja por la emancipaci√≥n de los grupos √©tnicos y colabora estrechamente con la¬†UFCE¬†(Uni√≥n Federalista de Comunidades √Čtnicas Europeas)¬†[119]¬†y con una ONG inglesa, la¬†2020 Vision Ltd¬†[120].

El KDUN, que tiene su sede en Berlín, anuncia sus aspiraciones cuando estipula en sus estatutos su voluntad de construir una sociedad cosmopolítica que favorezca las integraciones continentales [121]. En su comité de dirección encontramos representantes provenientes de los medios políticos y científicos.

Hay que subrayar que todas las corrientes pol√≠ticas alemanas est√°n representadas en ese comit√© de direcci√≥n, con excepci√≥n de los ex comunistas (die Linke)¬†[122]. Tambi√©n encontramos en ese comit√© a un personaje clave, Armin Laschet. Este pol√≠tico dio origen al informe elaborado en 2003, en el que se llama a dotar a la Uni√≥n Europea de una sede permanente¬†[123]¬†despu√©s de la adopci√≥n del ¬ęTratado Giscard¬Ľ (actualmente conocido como ¬ęTratado de Lisboa¬Ľ). Ejerce una influencia decisiva ya que tambi√©n dirige el comit√© de direcci√≥n del¬†Prix Charlemagne¬†[124]. Por otra parte, la presencia del eurodiputado alem√°n Jo Leinen en el seno de la direcci√≥n del KDUN resulta particularmente significativa en la medida en que el propio Leinen desempe√Ī√≥ un papel determinante en la adopci√≥n del Tratado de Lisboa¬†[125].

Fue en abril de 2007 que el KDUN lanz√≥ su campa√Īa a favor de un¬†Parlamento Mundial, bajo la direcci√≥n de su presidente, Andreas Bummel. Autor de un libro titulado¬†Internationale Demokratie Entwickeln¬†(¬ęDesarrollar la democracia internacional¬Ľ)¬†[126], Bummel es un ex miembro del partido liberal alem√°n, el FDP, cuyo presidente, Guido Westerwelle, es ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Angela Merkel desde septiembre de 2009. Es tambi√©n colaborador de la ¬ęSociedad de Pueblos Amenazados¬Ľ, que dirige Tilman Zulch (miembro del comit√© de direcci√≥n del KDUN) y del¬†World Federalist Movement¬†(WFM) de Nueva York¬†[127].

Todos estos personajes trabajan por lograr la instauración de ese nuevo órgano mundial. Como se precisa en los textos oficiales:

¬ę(‚Ķ) La APNU pudiera conformarse en una primera etapa con delegados de parlamentos nacionales y regionales que reflejen sus posiciones pol√≠ticas. Una APNU incluir√≠a por lo tanto miembros de partidos minoritarios que no forman parte del gobierno. En una etapa posterior, la APNU pudiera ser elegida directamente. Una APNU ser√≠a as√≠ un √≥rgano √ļnico y leg√≠timo que representar√≠a la voz de la ciudadan√≠a sobre cuestiones de orden internacional. Los participantes en la campa√Īa consideran que una APNU, despu√©s de creada, evolucionar√≠a para,¬†de simple √≥rgano de consulta, pasar a convertirse en un parlamento mundial con verdadero derecho de informaci√≥n, participaci√≥n y control¬Ľ (‚Ķ)¬†[128].

Esas ambiciosas perspectivas para la APNU, expuestas abiertamente, se ampl√≠an m√°s a√ļn cuando se recuerda el apoyo que aport√≥ Benedicto XVI al establecimiento de una ¬ęautoridad pol√≠tica mundial¬Ľ. Obviamente, los dirigentes de la APNU saludaron de forma entusiasta la enc√≠clica papal¬†[129].

Conclusión
Esta r√°pida descripci√≥n de la historia de los promotores del mundialismo, desde la Edad Media hasta el comienzo del siglo XXI, demuestra que se trata de una corriente muy antigua. Se basa en la avaricia ilimitada y la b√ļsqueda de un ideal de control total de las riquezas del planeta.
Su evoluci√≥n ha venido aceler√°ndose a medida que los ¬ęsacerdotes¬Ľ del mundialismo, sucesores de Nimrod, lograban imponer su propia manera de pensar a favor del¬†Nuevo Orden Mundial.

Desde la ca√≠da del muro de Berl√≠n, los acontecimientos han venido aceler√°ndose, al igual que la crisis.¬†El decenio que comenzamos en el a√Īo 2010 ser√° decisivo para la humanidad ya que el mundialismo, seg√ļn la doctrina de estas √©lites, es un mesianismo apurado.

Pierre Hillard

Documentos adjuntos en PDF (idioma inglés)

The History of the Fabian Society, por Edward R. Pease

The Open Conspiracy, por H.G. Wells

The New World Order, por H.G. Wells

Wall Street and the bolshevik revolution, por Antony Sutton

Wall Street and FDR, por Antony Sutton

Wall Street and the rise of Hitler, por Antony Sutton

Union Now : A Proposal for a Federal Union of the Democracies of the North Atlantic, por Clarence Streit

Philip Dru: Administrator, A Story of Tomorrow, 1920-1935, por Edward Mandell House

Internationale Demokratie entwickeln / Developing International Democracy, por Andreas Bummel

The Anglo-American Etablishment, por Carroll Quigley

Sobre la traducción y las notas al pie de página

Este art√≠culo fue traducido del franc√©s para Red Voltaire por S.C. & H.V. Asociados / Agencia IPI, Informe de Prensa Internacional, Per√ļ.

El editor de este blog ha decidido omitir las notas al pie de p√°gina debido a lo voluminoso del material, son 129 citas que ocupan un gran espacio (tanto como el art√≠culo). En todo caso en el enlace original alg√ļn interesado puede revisarlas con toda comodidad. AQUI ENLACE Notas a pie de p√°gina

Necesitamos divulgación

Una golondrina no hace verano, pero si se re√ļnen varias comienza la generaci√≥n de masa cr√≠tica y eso fortalece cualquier idea o instituci√≥n. Esta propuesta es replicable en cualquier parte del Mundo, si est√° de acuerdo con sus conceptos, comparta nuestras ideas.

La opción de cambio depende de nosotros mismos

Esta es una invitación formal para que todas las personas que quieran hacer algo real con el fin de cambiar la situación, se integre a esta iniciativa que es para el beneficio de todos todos

info@cocogum.com.co Рinfo@racional.net.br РWhatsapp 55 (11)9 4823 9304 РGustavo Mejía Quintero
plugins premium WordPress
Chat Racional
Contactenos
Contacte-nos